Dani Arribas condena a un Real Ávila nulo en ataque
Cyl dots mini

Dani Arribas condena a un Real Ávila nulo en ataque

Encuentro entre Gimnástica Segoviana y Real Ávila. (Foto: Carlos Jiménez)

La Gimnástica Segoviana se impuso por la mínima ante los abulenses con un zurdazo de Dani Arribas en el segundo tiempo. Grave lesión de Sito Cruz que sufrió una fractura abierta de tibia y peroné y que tendrá que pasar por el quirófano en las próximas horas.

Gimnástica Segoviana: Christian, Rui, J.Marcos, Manu, Adeva (D.Gomez), Conde, Nogueira (Del Castillo), Rubén, Arribas, Viti (D.Calleja), J.Borrego

Real Ávila: Johan, Pascual (Cristian), Llorián, Tena, Marcos, Sito Cruz (M.Sánchez), R.Ramiro, Domingo (Camilo), S.Ramos (De Mesa), Moreira, Rubiato

La Gimnástica Segoviana se llevó el 113º Clásico de Castilla tras derrotar por la mínima al Real Ávila en un choque donde los segovianos imprimieron en la segunda parte más tensión y llegadas al área de Johan ante los encarnaron, que no consiguieron llevar apenas peligro al área.

 

Los de José Manuel Jimeno entraron bien en el partido, y la primera oportunidad llegó mediante un cabezazo de Carlos Pascual desviado tras una falta botada por Rubén Ramiro. Pero fue un espejismo, ya que la primera internada segoviana con peligro llevó consigo el penalti de Sito Cruz a Adeva y que desembocó por el choque de ambos jugadores en una desafortunada y grave lesión del lateral abulense, que tendrá que pasar por el quirófano al tener según el club encarnado, una fractura abierta de tibia y peroné.

El lanzamiento del penalti por parte de Álex Conde a la derecha del cancerbero fue repelido por Johan con una extraordinaria mano para la esperanza encarnada. Los gimnásticos buscaban las bandas, en especial para las subidas desde el flanco izquierdo de Rubén Yubero.

 

La única ocasión meridianamente clara de los encarnados llegó en el minuto 33 gracias a un disparo seco de Borja Rubiato, que aprovechó un balón muerto desde fuera del área y que atrapó Christian en dos tiempos. Pero la Segoviana llegaba con más peligro entre las imprecisiones y el bajo ritmo que estaban imprimiendo ambos contendientes, en concreto con otro pase filtrado de Yubero que Álex Conde no acierta a definir con claridad y cuyo disparo se marchaba arriba.

 

Tras el paso por los vestuarios la Gimnástica se hizo dueña absoluta del balón y por ende del partido. El Real Ávila no concretaba con sus atacantes y la presión, a veces asfixiante de los azulgranas, hizo que los visitantes no pudiesen apenas pasar con facilidad al campo de la Segoviana.

Los de Manu González también llevaron peligro a balón parado desde el saque de esquina. Primero mediante de Javi Marcos desviado, y después con otro de Nogueira arriba cuando entraba en segunda línea prácticamente solo. La Gimnástica avisaba de todas las maneras, pero el gol llegó en el minuto 67 mediante un zurdazo seco de Dani Arribas que se crea su espacio entre la zaga amurallada desde fuera del área en el que Johan no pudo hacer nada para el primer tanto del partido.

 

A partir de ese momento, el Real Ávila intentó a la desesperada el empate mediante balones largos al área y con salidas a la contra, pero la defensa Segoviana se mostró firme y contundente para sacar todos los balones colgados. Incluso pudieron los de Segovia aumentar la cuenta al filo del 90 si Dani Gómez hubiera cazado alguna de las dos ocasiones que le llegaron al área.

 

El Real Ávila sigue sin ganar en la Albuera, desde que lo hiciera por última vez en mayo del año 2009. Con ese resultado la Gimnástica Segoviana es aún más líder con 12 puntos cosechados y 4 victorias en 4 partidos y el Real Ávila sigue en la segunda posición con 9 puntos en el Subgrupo B dentro del Grupo octavo de Tercera División.