Cuatro playas de lagos y ríos cierran por miedo a nuevos contagios de Covid en Castilla y León

Una zona de baño en Puente de Mozar (Zamora). Foto: F. Oliva

Varios ayuntamientos de Zamora y León han decidido cerrar estas playas a pesar de que se habían habilitado controles de temperatura y aforo en ellas.

Las playas interiores de Castilla y León se presentaban como una opción para este verano sin grandes viajes por el coronavirus, pero tampoco han resistido al avance del virus. Cuatro de las 33 autorizadas han echado el cierre por miedo a contagios y otra está en bandera roja por no tener sus aguas en condiciones. Estas zonas están autorizadas en materia de calidad del agua y salubridad, pero muchas han tenido que habilitar controles y limitar su aforo para cumplir con las normas, a pesar de que el Ministerio desaconsejó hacer uso de estos lugares este verano.

 

Se trata de las zonas autorizadas de baño de Dimanes del Tejar, Molinaseca (León), Camarzana de Tera y Villardeciervos (Zamora) donde este verano ha sido habitual el baño hasta ahora. A ellas se suma la zona de baño en el Duero a su paso por la capital zamorana en la playa de los Pelambres, que está en bandera roja por no cumplir sus aguas con los requisitos de calidad.

 

Esta lista está compuesta por los lugares en los que se ha comprobado la salubridad del agua una vez la administración local correspondiente ha solicitado que se le autorice el baño y se incluya el lugar en el listado regional. La autorización de la zona de baño y el control de la calidad de agua se hacen tras un primer análisis antes de la temporada. Después, se hacen controles visuales y toma de muestras cada semana para controlar la calidad del agua. Son 33 este verano, más que el año pasado.

 

 

El Ministerio de Sanidad ha desaconsejado para este verano el baño en ríos, pozas y otros cauces de agua dulce ya que los principales riesgos asociados de contagio de Covid-19 están relacionados con la afluencia y contacto entre los bañistas y en estas zonas naturales no es fácil matener distancias y controlar aforos como si lo es en las piscinas artificiales. Estas son las normas para bañase en ríos, pozas, embalses y lagos.

 

Además de los controles, la Junta hace una serie de recomendaciones a los ayuntamientos que los que se pide que instalen carteles en lugares visibles con información sobre la aptitud de la zona, la calidad de las aguas, si existe prohibición expresa o recomendación de no bañarse, y con las normas de educación sanitaria. También se tienen que comprometer a prohibir el baño o recomendar abstenerse a instancia de la Agencia de Protección de la Salud cuando los análisis de calidad den como resultado un agua no apta.

 

Durante la temporada de baño, se publica el mapa de aptitud de las zonas de aguas de baño del censo oficial de la Comunidad de Castilla y León. Este mapa de aptitud se actualiza semanalmente y muestra el Censo y las zonas de baño Aptas y No Aptas en Castilla y León. La lista completa se puede consultar en este LINK y en el mapa inferior.