Cuatro bueyes copan las miradas en la tradicional bendición por San Antón

Ver album

Los Carreteros de Gredos han hecho entrega de la vara de honor al presidente de la Diputación, Jesús Manuel Sánchez Cabrera. Así han querido agradecer el apoyo de la institución provincial  a iniciativas que están desarrollando, como la recuperación de la trashumancia.

Como es tradición para celebrar a San Antón, un buen número de personas se concentró un año más frente a la iglesia de San Vicente para que el párroco de la basílica abulense, Fernando Gutiérrez les diera su bendición esparciendo sobre ellos agua consagrada.

 

El acto comenzó en torno a las 14,00 horas, momento en el que aparecían por el arco de San Vicente cerca de cincuenta jinetes sobre sus caballos, e incluso varios ponis, unos de cuales tiraba de un carro montado por dos personas. Todos los equinos pasaron en procesión por delante el sacerdote y sus monaguillos mientras esparcía el agua bendita. Además, en esta ocasión cuatro bueyes tomaron protagonismo por primera vez en la tradiconal fiesta de San Antón.

 

Acto seguido, concluido el desfile de caballos, era el turno para el resto de los animales, de modo que la gente se agolpó en torno al cura y la imagen del santo que presidía la celebración y fueron pasando en fila por delante para recibir también el agua. Acompañados de sus dueños, pequeños y mayores, pudieron verse sobre todo perros, pero también gatos, tortugas e incluso pájaros de varios tipos, que celebraron a San Antón a pesar de las bajas temperaturas, muchos de ellos cubiertos de curiosos trajes o en jaulas protegidas del frío.