Cuatro altares han dado culto a Cristo Sacramentado en la Solemnidad del Corpus Christi

Foto: Javier Martín.

Este año cuatro cofradías penitenciales han preparado altares, en donde se ha detenido la comitiva procesional para rendir culto a Jesús Sacramentado.

El Cuerpo de Cristo, presencia de Jesús Sacramentado, portado en la magnífica Custodia de plata del orfebre Juan de Arfe, que, un año más, ha estado acompañada por los niños que este año han recibido el sacramento de la Eucaristía (Primera Comunión). El recorrido procesional ha sido el siguiente: salida de la Catedral por la Puerta de los Apóstoles, Calle de San Segundo, Plaza de Santa Teresa, Arco del Alcázar, Plaza de Adolfo Suárez, Calle D. Jerónimo, Plaza de José Tomé, Plaza del Teniente Arévalo, Calle Cardenal Pla y Deniel, Plaza de Pedro Dávila, Calle Caballeros, Plaza del Mercado Chico, Plaza de Zurraquín, Calle Tomás Luis de Victoria y Lonja de la Catedral-Fachada Norte, donde se ha impartido la bendición con el Santísimo Sacramento.

 

Cabe destacar la colocación de cuatro altares a lo largo del recorrido, erigidos por cuatro cofradías penitenciales de la ciudad, donde se ha detenido la comitiva procesional para rendir culto a Cristo Sacramentado. En estas breves paradas o estaciones se han realizarado actos de ofrenda y honor al Santísimo. El primero de ellos preparado por la Hermandad de Jesús Redentor ante Caifás y Nuestra Señora de la Estrella, quienes se unido por vez primera a esta tradición. El segundo altar en la calle San Segundo, poco antes del de la Cofradía de la Estrella que lo instalará la Cofradía de San Segundo. El tercero lo hemos encontrado en la Plaza de Santa Teresa, engalanado por la Real e Ilustre Archicofradía de Nuestro Padre Nazareno Jesús de Medinaceli. El último altar se encontrado en los alrededores de la iglesia de San Juan, sede canónica de la Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza.