CSIF pide a la Administración la defensa de la calidad de los centros educativos públicos

Colegio público La Serrada

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), ante el inicio del proceso de matriculación de alumnos para el curso 2020-2021, pide a la Administración que apoye y defienda la calidad de la educación de los centros escolares públicos, y anima a las familias a que apuesten por estos centros educativos públicos.

CSIF, que inicia una campaña de apoyo a la matriculación en la educación pública, destaca que esta tiene como objetivo la equidad para garantizar los mismos derechos de todo el alumnado; que ofrece a las niñas y a los niños las mismas oportunidades de vida y de conocimiento; que busca el éxito educativo de todos, desde el profundo respeto a la diferencia para conseguir la mayor igualdad; y que se adapta a las necesidades e intereses de todo el alumnado, gracias a la gran variedad de enseñanzas y programas educativos de los que disponen los centros públicos.

 

   Pero CSIF da más motivos a las familias para que matriculen a sus hijos e hijas en centros públicos. Alega que enseñan a los alumnos y alumnas a ser ciudadanos libres, críticos y competentes, lo que contribuye a crear un clima de convivencia sano y respetuoso con todos; que dan una amplia participación a las familias y alumnado en la gestión de los centros; o son los que llegan a las zonas rurales ofreciendo un servicio de calidad sin intereses económicos.

 

   Además, CSIF recuerda en su manifiesto ‘Apostando por la enseñanza pública’, para la campaña de matriculación de este año, que los centros públicos permiten conciliar la vida familiar gracias a la gran variedad de servicios que ofrecen: comedor escolar, programa madrugadores, transporte escolar, una gran oferta de actividades extraescolares… Asimismo, la presidenta del sector de Educación de CSIF en Castilla y León, Isabel Madruga, añade que los centros públicos “cuentan con los mejores docentes, que han pasado un durísimo sistema de oposiciones con preparación y méritos suficientes, para avalar una carrera profesional al servicio del alumnado, lo que da tranquilidad y confianza a las familias”. Y, además, insiste que aportan unos “valores democráticos esenciales”, y que la enseñanza pública muestra a la sociedad, “unas cuentas que son claras, transparentes y públicas”.