CSIF denuncia la agresión de un preso a médicos, agentes y funcionarios

Centro Penitenciario Albocàsser

El sindicato critica que "el ataque a los funcionarios de prisiones quedará impune" mientras que la misma acción contra el médico o agentes de la Guardia Civil tiene consecuencias penales. 

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado que un interno de la prisión de Albocàsser destrozó el pasado jueves mobiliario del centro, rompió cristales que tragó para autolesionarse, amenazó y agredió a médicos, guardias civiles y funcionarios de prisión.

El sindicato ha criticado que la agresión a los distintos funcionarios públicos tendrá "consecuencias bien distintas según quién sea la víctima dentro de los diferentes cuerpos y categorías de la Administración Pública", ya que "el ataque a los funcionarios de prisiones quedará impune". En un comunicado, ha reclamado el reconocimiento de Agentes de la Autoridad para los funcionarios de prisiones tras otra agresión en Castellón II

Los hechos ocurrieron, al parecer, durante la tarde del pasado jueves, cuando un "interno muy peligroso procedente del módulo de aislamiento" tuvo que ser trasladado al Hospital General de Castellón tras protagonizar un incidente en el que destrozó mobiliario de su celda, rompió cristales que después se tragó para autolesionarse y se enfrentó violentamente con amenazas e insultos a los funcionarios que estaban de servicio en ese momento.

CSIF ha relatado que el interno, una vez en el hospital, también intentó agredir al médico que trataba de atenderle. Por ello, tuvieron que intervenir los miembros de la Guardia Civil que le habían trasladado hasta el hospital. Según el sindicato, cuando el hombre regresaba a la prisión "prosiguió gritando y golpeando el vehículo en el que era trasladado".

"Esto demuestra cómo en una tarde un solo interno ha tenido en jaque a media Administración poniendo en peligro en este caso la integridad física de funcionarios de prisiones, guardias civiles, médicos y la de quien se cruzase en su camino", ha remarcado la organización sindical.

A tenor de estos hechos, CSIF ha denunciado "la paradoja de que gracias al ministro Marlaska y a los responsables penitenciarios, las acciones de este interno hacia el médico y contra la Guardia Civil en el ejercicio de sus funciones tendrán responsabilidades penales", mientras que "la agresión a los funcionarios de prisiones solo tendrá como consecuencia un expediente interno dentro del ámbito penitenciario y posiblemente el castigo será una simple sanción de aislamiento en celda".