Críticas a la Junta por estar "más interesada" en Músicos en la Naturaleza que de los incendios

La UME participa en la extinción de los incendios en El Arenal y Gavilanes-pedro Bernardo. (Foto: UME).

Por parte de los integrantes de Ecologístas en Acción.

Según denuncian desde Ecologistas en Acción, el pasado viernes 28 de junio, se produjo un incendio en la localidad de Gavilanes, que habría calcinado más de 1600 hectáreas, ya que "los medios disponibles no eran suficientes para sofocar ese incendio, que sigue propogándose en este momento". Hacia las 16 apareció un nuevo incendio en el mismo Valle del Tiétar, en la localidad de El Arenal.

 

Diversos medios en gran medida del Ministerio de Agricultura y Alimentación, se desplazaron hacia El Arenal. Contaron además con más de 400 voluntarios de El Arenal y pueblos vecinos y "afortunadamente se pudo controlar al final de la tarde".

 

Mientras, el fuego de Gavilanes seguía descontrolado en el anochecer del sábado y ya arrasaba la localidad de Pedro Bernardo, un municipio que ya ha sufrido tres grandes incendios forestales. La Unidad Militar de Emergencias (UME) está apoyando a los pocos medios del operativo de la Junta de Castilla de León que trabajan duramente en el incendio. 

 

Medios insuficientes

 

" A pesar de la anunciada ola de calor y la enorme sequía que sufre la región, la Junta de Castilla y León no había puesto en marcha el operativo de incendios más que un 30%", señalan desde Ecologistas en Acción. "Los medios no eran suficientes para sofocar el incendio de Gavilanes cuando apareció el de El Arenal. Se enviaron medios al segundo para evitar una catástrofe, pero el fuego de Gavilanes siguió ardiendo de forma descontrolada", añaden.

 

Para la organziación ecologista, "la falta de previsión y medios para la extinción del fuego contrastan con el despliegue de esfuerzos y medios humanos y económicos que se estaba realizando ese mismo día en el concierto Músicos en la Naturaleza, a menos de diez kilómetros en línea recta de El Arenal. Este macro concierto lo organiza la Fundación Patrimonio Natural, dependiente de la Junta de Castilla y León".

 

Mientras que los efectivos de los incendios se desvivían por suplir las manos que faltaban, en el concierto "todo está perfectamente organizado y no faltaba de nada. Ni siquiera la presencia del Consejero de Medio Ambiente, que dejaba claro las prioridades de la Junta yendo a disfrutar del concierto".

 

Nuria Blázquez, de Ecologistas en Acción Ávila, señala que “no poner un dispositivo de emergencia cuando se daban todos los ingredientes para un incendio, es irresponsable y negligente”.

 

Por su parte, Jesús, vecino de Pedro Bernado, apunta que "estamos viviendo una situación muy grave. Estamos abandonados, el fuego sigue propagándose y nos han dejado sin medios. A los vecinos no nos dejan ir a ayudar. Vamos a hacer una concentración a las 12h del domingo para pedir más medios".

 

Cambio en la gestión forestal

 

Ecologistas en Acción reclama a la Junta de Castilla y León que debe adaptar su política forestal al cambio climático: "La combinación de altas temperaturas y sequía son y serán cada vez más frecuentes, se debe tener en cuenta estos aspectos a la hora de diseñar las campañas de incendios".

 

En menos de un mes se cumplirán 10 años desde el gran incendio de Arenas de San Pedro, El Arenal y Cuevas del Valle, en el que se calcinaron cerca de 5.000 hectáreas: "Después de aquella catástrofe, la Junta trabajó en una Estrategia Forestal para el valle. Un documento en el que participó un gran número de personas del Valle del Tiétar, además del personal de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta. El documento ha quedado escondido en un cajón. Y los medios contra incendios solo han hecho decrecer, a pesar de que se presentan escenarios cada vez más complicados".

 

Robles agradece la labor de la UME

 

Margarita Robles, actual ministra de Defensa en funciones, ha lamentado que “nuevamente, la provincia se vea afectada por el drama de los incendios. Hay muchos referentes en el pasado que demuestran que nuestro patrimonio natural ya ha sufrido demasiada devastación”.

 

La diputada de Ávila ha mostrado su preocupación por la evolución de los distintos focos y ha querido transmitir su apoyo a los vecinos de las localidades afectadas por el fuego, no sin antes “agradecer enormemente el esfuerzo y trabajo de los integrantes dela Unidad Militar de Emergencias que se han desplazado hasta la zona para ayudar en la labores de extinción de los incendios”.

 

Con este cuerpo nos sentimos un poco más seguros pero no siempre somos conscientes de la gran labor que realiza, en algunas ocasiones salvando vidas en otras minimizando los riesgos sobre la población o el medio ambiente se han convertido en uno de los cuerpos de referencia en la gestión de catástrofes, ha añadido Robles.

 

Críticas desde IU

 

Al igual que Ecologistas en Acción, desde Izquierda Unida de Ávila denuncian "la negligencia manifiesta por parte de la Junta de Castilla y León, ante el riesgo por incendio en nuestra comunidad con previsiones de la Agencia Española de Meteorología de riesgo alto y extremo, retrasando la puesta en marcha de los operativos hasta el uno de julio, para “ahorrar” unos euros. En realidad, el coste se multiplica debido al daño que produce cada año su incompetencia".


Desde la formación de izquierdas, exigen el cese de los responsables de los operativos de incendios, con una política manifiesta de abandono de nuestra comunidad, negando los informes de la Agencia Española de Meteorología y mintiendo tal y como denunciaba el responsable del Sector Autonómico de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Castilla y León.

 

Experiencias en Portugal y Grecia

 

Por su parte, Podemos Ávila apunta que "estábamos más que avisados. Desde hace años organizaciones de defensa de la naturaleza, expertos y científicas de todo tipo venían alertando de que en España se estaban dando todas las condiciones para el desastre: emergencia climática, abandono de las tareas tradicionales agrícolas, ganaderas y forestales, aridez extrema y dispersión urbana, que hace que los montes estén salpicados de urbanizaciones. Tras las experiencias trágicas de Portugal y Grecia parecía buen momento para gestionar el territorio de una forma más inteligente y prudente. Pues bien, años más tarde el resultado del trabajo de las administraciones es nada".

 

"Sin una política coherente de gestión forestal, sin una ordenación y planificación territorial, sin una vuelta a actividades agrícolas, ganaderas y silvícolas, a modo de acción preventiva; sin la contención de nuevas construcciones en el monte; sin unos dignos servicios públicos de prevención y extinción de incendios, esta terrible posibilidad no dejará de amenazarnos", añaden desde la formación morada.

 

Por último, Podemos Ávila ofrece algunas medidas a autoridades y opinión pública: planes de creación de fajas de seguridad en las urbanizaciones, sustitución de 2 plantas pirofitas, sanciones y control para quienes tengan parcelas con mucho combustible, publicidad de las medidas de evacuación y prevención (a lo que están obligados todos los municipios) y sanción a quienes no las cumplan, planes de coordinación para personal voluntario con experiencia y vigilancia pública.

 

 Miembros de la UME. (Foto: UME).

Noticias relacionadas