Cristo se viste de Papá Noel y le regala el liderato y la victoria a Unionistas CF

Unionistas de Salamanca logra una trabajada victoria tras remontar el partido contra el Real Ávila (3-1), con dos goles de Cristo y uno Flórez para seguir líder, ser campeón de invierno y 'meter' más puntos a su rival y al CF Salmantino UDS.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

UNIONISTAS CF: Carlos Molina; Piojo, Juampa, Eslava, Flórez; Arroyo, Carlos López (m. 70 Mito), Gallego, Cristo; De la Nava y Manjón (m. 81 Obispo).

 

REAL ÁVILA: Julen; Josito, Modía (m. 79 Edu), Piscu, Andrés (m. 48 Mamadou); Jota, Ramiro, Raúl (m. 55 Etienne), Domenech; Iván y Javier.

 

GOLES: 0 - 1 minuto 34, Domenech. 1 - 1 minuto 72, Cristo. 2 - 1 minuto 74, Flórez. 

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 19 del Grupo 8 de Tercera División que se ha disputado en Las Pistas del Helmántico ante más de 1.000 espectadores.

Campeón de invierno por méritos propios y a la heroica. Unionistas CF se regaló una victoria como antesala a las vacaciones de Navidad, que sirvió además para dar un golpe de la mesa en un partido que se puso más que complicado tras el 0-1 logrado por Domenech en la primera mitad. Pero, la paciencia, el trabajo y la calidad del equipo de Astu le dieron la vuelta al partido en dos minutos mágicos gracias a la salida de Mito y a los dos goles de Cristo y Flórez.

 

Estos tres puntos permiten a Unionistas CF cerrar un 2017 con pleno de victorias en casa, en el mejor año de su historia, además de 'meter' tres puntos al Ávila y dos al Salmantino, con un Cristo omnipresente, que se vistió de Papá Noel para regalar la victoria más importante del curso y mirar a sus rivales desde todo lo alto.

 

Astu salió con todo el potencial y, probablemente, con el equipo más compensado posible al terreno de juego, ya que las bajas de Chamorro, Chuchi, Motos y Óskar no daban lugar a otro opción, con el único objetivo de lograr tres puntos de oro y terminar el año con todo ganado en casa y como líder de invierno.

 

Así las cosas, el choque comenzó con Unionistas intentando jugar la pelota y buscando profundidad con Piojo y Cristo por derecha, además de con pelotas a la espalda de los centrales para Manjón, pero sin la claridad necesaria para llegar con peligro a los dominios de Julen. Poco a poco, y con el paso de los minutos, el equipo de Astu comenzó a generar más fútbol, con Carlos de la Nava como protagonista entre líneas.

 

Por ello, la mejor ocasión para los locales llegó de la mano de Gallego, quien recibió un buen pase en prolongación de Carlos de la Nava, pero su disparo seco y fuerte abajo lo sacó bien Julen para evitar el primero de los blanquinegros. Acto seguido, otra buena combinación entre De la Nava y Carlos López la recogió Cristo, que enfiló portería, pero su último control se le fue un poco largo cuando ya había cogido la autopista hacia la portería abulense, pero se adelantó el central Piscu.

 

Carlos de la Nava celebra uno de los goles de Unionistas 

 

Así, el dominio del equipo de Astu era aplastante ya que al Real Ávila le duraba muy poco en su poder por la excelsa presión de Unionistas en la salida rival, taponando los costados y el interior con Manjón, De la Nava y Cristo.

 

Pero, cosas del fútbol, el que se iba a llevar el gato al agua iba a ser el Real Ávila gracias a un gran gol de Domenech, quien recogió un balón en la frontal tras un error de Carlos López, y pese a tener delante a Eslava, no se lo pensó y puso el balón en la escuadra de Molina, para enseñar a Unionistas que el camino del gol...

 

El tanto afectó al equipo de Astu no en el ánimo, pero si en la precisión de las entregas y de la toma de decisiones, más imperfecta de lo habitual. De la Nava y Manjón tuvieron dos buenas ocasiones, pero la primera pegó en un defensa y la segunda la sacó en la línea de gol, llegando al descanso con un marcador en contra y mucho que remar para voltear el 0-1 que dejaba al equipo con mal sabor de boca.

 

 

APARECE LA CALIDAD... Y CRISTO

 

En la reanudación, el Real Ávila mandó un mensaje de lo que iba a ser la segunda parte, y no fue otro que el hecho de parar el partido con continuas pérdidas de tiempo y acciones que no dejaran a Unionistas CF llevar el peso del partido a su manera. Pero el equipo de Astu no se rendía e intentaba llegar al área rival de todas las maneras posibles.

 

Y así seguía siendo con el paso de los minutos, con un fútbol que está muy alejado del espectáculo y del 'fair play', pero que para algunos es efectivo. Mientras, Manjón, Cristo, Piojo y Gallego lo intentaban sin suerte. En el 59, Astu movió ficha y dio entrada a Javi Navas por Juampa, retrasando a Gallego a la posición de central zurdo, para colocar al recién ingresado en el costado.

 

Unionistas CF sabía que iba a tener que enfrentarse a un 'muro' y a las continuas pérdidas de tiempo si quería voltear el marcador. Solo se jugaba en el campo del Real Ávila, pero el gran enemigo de los de Astu era el reloj, que no hacía otra cosa que avanzar...

 

 

En el 71, Astu dio entrada a Mito por Carlos López para buscar frescura de piernas e ideas en la zona de ataque del equipo, y en el primer balón que tocó tras conducir por el centro, se lo dio en bandeja a Cristo para dejarle solo ante Julen y batirle con calidad, para poner el 1-1 y alimentar las esperanzas de los locales.

 

Y así fue, porque solo dos más tarde, Flórez iba a recoger un rechace a disparo de Manjón al palo, para cruzar ante Julen, hacer el 2-1 y llevar el delirio al campo, al banquillo y a la grada. Cosas del fúbol... pero aún faltaba más porque Cristo recogió un pase de Navas para batir por alto y con gran calidad a Julen, hacer el 3-1 y reventar Las Pistas para dejar a Unionistas CF como campeón de invierno y cerrar un año 2017 sin perder en casa... ¿quién da más?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: