CONFAE incide en la reducción de la presión fiscal, que ya se está aplicando en otras ciudades

Juan Saborido, presidente de Confae.

CONFAE reclama que para ayudar a empresarios, pymes y autónomos se suavice la presión fiscal, mediante la bonificación y exención de tributos

Desde el inicio del estado de alarma, hace ya más de dos meses, la mayoría de las empresas y autónomos de Ávila continúan con su actividad paralizada o con una incorporación a ella más lenta de lo prevista, ralentizando el largo camino hacia la recuperación de la normalidad.

 


Por eso, desde la Confederación Abulense de Empresarios consideran "esencial" para ayudar a las empresas, empresarios y autónomos de Ávila que desde las administraciones se continúe trabajando en la búsqueda de fórmulas encaminadas a suavizar la presión fiscal, mediante la bonificación y exención de tributos. Es el caso de algunas provincias de Castilla y León, como Burgos, León, Salamanca o Zamora, con la suspensión de la tasa de terrazas o la de basura industrial.

 

CONFAE afirma que Igualmente ha sucedido con algunos ayuntamientos de la provincia de Ávila, como Navaluenga, Arenas de San Pedro o Las Navas del Marqués, entre otros, con la adopción de medidas como la bonificación del IBI o igualmente la exención de la tasa de terrazas.

 

Todas ellas, medidas que desde la organización aplauden y valoran positivamente, y que se suman a muchas otras en otros municipios abulenses, que ya han sido anunciadas por sus consistorios.
Los aplazamientos llevados a cabo hasta el momento por distintos consistorios abulenses, "aunque pueden ser positivos, en ningún caso compensan los más de dos meses de inactividad ni las dificultades que, a más largo plazo, habrán de superarse", afirman.

 

"No podemos olvidar que sectores como el comercio, la hostelería y los servicios, que en muchos casos además se encuentran afectados por expedientes de regulación temporal de empleo por fuerza mayor, han tenido que cerrar y dejar de producir forzosamente, con lo que cualquier coste añadido forma parte de una suma de saldos negativos que podrá abocar a muchas pymes al cierre", aseguran.


Por ello, desde CONFAE han querido hacer una llamada tanto al Ayuntamiento de Ávila como a aquellos de la provincia que aún no han tomado medidas de este calado, para que sigan la ruta de otros muchos que sí lo han hecho. Lejos de poner el acento en dificultades técnico-administrativas, les piden que busquen soluciones, al igual que sucede en otras ciudades y municipios, para exonerar y reducir costes impositivos fijos, "que penalizan aún más la viabilidad de las empresas", finaliza CONFAE.