CONFAE exige al Ayuntamiento "respeto institucional" tras las declaraciones de Sánchez Cabrera
Cyl dots mini

CONFAE exige al Ayuntamiento "respeto institucional" tras las declaraciones de Sánchez Cabrera

Juan Saborido. Foto de archivo.

La Confederación dirigida por Juan Saborido considera que "la libertad de asociación no puede ser objeto de interpretación a conveniencia de ningún político", y afirma que "la institución ha sido siempre objetiva y apolítica".

La Confederación Abulense de Empresarios (CONFAE), mediante una nota de prensa emitida esta mañana, reclama de manera consensuada al Ayuntamiento de Ávila "respeto institucional, transparencia y efectividad del Diálogo Social".

 

Desde la asociación se considera que "hay unas líneas rojas que no se pueden transgredir si de verdad se quiere restaurar el entendimiento y la colaboración entre ambas entidades, Confederación y Ayuntamiento, que es lo que demanda la sociedad económica y, seguramente, también la sociedad política abulense".

 

"El respeto institucional es una premisa tan elemental como cívica, pues de lo contrario estaríamos ante una perversión democrática inaceptable", afirman.

 

"CONFAE representa al empresariado abulense por ley. La libertad de asociación sindical, el Diálogo Social regional, el Estatuto de Autonomía y la propia Constitución legitiman la representatividad e interlocución empresarial y no pueden ser objeto de interpretación a conveniencia de ningún político de turno".

 

Además, recalcan que los representantes empresariales, al igual que los municipales, "han sido elegidos democráticamente y, en el ejercicio de sus funciones, tienen que tener esa consideración institucional y personal".

 

Desde CONFAE señalan que "no son de recibo injerencias y proclamas políticas en la pretendida, y obviamente fracasada, intención de dividir al empresariado. Estamos en una sociedad democrática bien articulada que hay que tener muy presente en las reglas del juego".

 

"No solo se debe, sino que se tiene que contar con las organizaciones empresariales legalmente representativas en aquellas decisiones en que tienen que ser interlocutoras".

 

El Diálogo Social tiene unas líneas muy definidas y claras en cuanto a su composición, funciones y competencias; y, según la Confederación, "desgraciadamente, es constatable que en el ámbito local apenas se está notando la efectividad de las medidas que se anuncian en la actividad económica, menos aún en su impulso y recuperación; y ello pese a tratarse de anuncios mediáticos acompañados de cifras altisonantes que raramente se traducen en hechos".

 

"Así, las mesas institucionales sobre Turismo y Comercio han intentado trabajar seriamente con el Ayuntamiento, en reuniones donde se han realizado aportaciones y propuestas empresariales que acaban difuminándose en la nada ante la falta de definición y ejecución".

 

No obstante, señalan desde la asociación de empresarios que "es verdad que no hay incumplimientos concretos porque no se recogen conclusiones a modo de acuerdos; una estrategia simple que facilita sin embargo la libre interpretación".

 

"La transparencia forma parte de un código ético que también se debe priorizar", aseguran desde CONFAE. "La sociedad y el estamento empresarial tienen que saber a qué se destinan los recursos públicos que se conforman en buena medida de impuestos, tasas y precios públicos".

 

La entidad que actualmente dirige Juan Saborido se pregunta: "si no hay dinero para bonificar tributos en medio de una crisis sanitaria y económica devastadora, ¿cómo lo puede haber para otorgar subvenciones a entidades privadas?"

 

"¿Ponemos los huevos en la cesta de la reactivación económica general o promovemos discriminaciones? ¿Es imprescindible que se subvencione a entidades con implantación provincial y no se alivie la presión fiscal de las empresas de Ávila?"

 

Por ello, desde CONFAE consideran que "la sociedad abulense merece una explicación, la sociedad económica exige respeto y, a partir de ahí, tiende la mano a todas las administraciones, también lógicamente al Ayuntamiento, para remar en la misma corriente. La situación nos obliga a todos a superar diferencias".

 

En conclusión, la asociación cierra filas en "el apoyo inquebrantable a su presidente, que solo puede ser 'acusado' de defender los intereses de todos los empresarios. Las descalificaciones personales pueden ser injuriosas e impresentables, por eso CONFAE se siente más unida cuando es injustamente atacada".

 

En CONFAE también presumen de tener independencia política: "por supuesto cada empresario, como persona libre e independiente, tendrá la ideología política que considere oportuna; pero CONFAE como institución ha sido siempre objetiva y apolítica en sus reivindicaciones, guste o no guste".

Noticias relacionadas