CONFAE considera que el IPC ha de registrar incrementos moderados

En aras de la competitividad de productos y servicios.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha subido un 1 por ciento en la provincia de Ávila durante el mes de abril. La variación interanual se sitúa en un 1,1 por ciento, mientras que los precios se mantienen estables si nos fijamos en lo que va de año. Todos ellos son porcentajes similares a los registrados a nivel regional y nacional.

 

Tras las caídas de enero (-0,9) y febrero (-0,1) y el casi mantenimiento de marzo (-0,1), abril vuelve a dejar un incremento del IPC, al igual que años anteriores; del 1 por ciento en 2017 y del 0,9 por ciento en 2016.

 

Desde CONFAE se apuesta por un crecimiento del IPC sostenible y ajustado al crecimiento económico. En ningún caso debe suponer un aumento de los precios contrario al nivel de vida y al poder adquisitivo de los abulenses. Se trata de asentar la recuperación apostando por un desarrollo sostenido y constante.

 

Las previsiones de crecimiento económico, por su parte, que se han revisado recientemente al alza, marcarán en cierto modo una evolución del IPC que debe ser moderada, y en la que influyen otros factores que tienen que ver también con los costes laborales. Se hace oportuno apuntar que los incrementos registrados en algunos convenios han venido condicionados por la necesidad legal de superar umbrales interrelacionados con el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

 

Otros contextos que pueden haber influido en las variaciones del IPC están relacionados con los precios del petróleo, vulnerables a fluctuaciones provocadas por la política internacional y su influencia en los principales mercados.