Confae achaca los negativos datos del paro a la falta de fortaleza industrial en la provincia abulense

Sede de Confae. (Foto: archivo)

La institución pide la puesta en marcha cuanto antes de mecanismos  destinados a generar inversiones y crear infraestructuras que faciliten el desarrollo de la provincia

El mes de diciembre deja en Ávila datos negativos en cuanto a la evolución del empleo, incrementándose el paro en un 0,8 %, pese a la creación coyuntural  de puestos de trabajo que suelen reportar las Navidades. Además, se produce la desgraciada paradoja de que el paro generado en diciembre en nuestra provincia ha hecho que el último mes del año haya sido uno de los  peores de los últimos años. Sin embargo, Castilla y León y España obtienen mejores registros, descendiendo el paro respectivamente en un 0,8% y en un 1,1%.

 

La variación interanual del paro supone por contra que el paro ha bajado en todos los ámbitos, si bien es apreciable la diferencia que se observa entre la región y  Ávila,  superando Castilla y León a nuestra provincia en  2,5 puntos  en cuanto a creación de empleo se refiere. En cuanto a la afiliación, nuestra provincia repunta muy suavemente en diciembre, un 0,01%, arrojando un incremento anual del 1,48%, segunda provincia de la región en crecimiento del porcentaje de afiliación tras Valladolid, en cómputos anuales; lo que pone una vez más de manifiesto el peso específico de autónomos y micropymes en nuestra economía.

 

Para la Confederación de Empresarios Abulenses (CONFAE)  estos datos dejan claro que la fortaleza industrial que se da en algunas provincias de la región y “permite un descenso del paro permanente y sostenible, en tanto que provincias con menor tejido económico como la nuestra, se ven más afectadas, sin que la creación de empleo estacional o coyuntural consiga salvar la situación”.                

 

Para esta institución  la convergencia económica de Ávila respecto de Castilla y León está “aún muy lejos”, lo que justifica para Confae que “se pongan en marcha cuanto antes mecanismos de las administraciones estatal y autonómica, destinados a generar inversiones y crear infraestructuras que faciliten el desarrollo de nuestra provincia”.   

 

A este contexto de incertidumbre, se suman unos indicadores macroeconómicos que reflejan un crecimiento nacional ya en tasas inferiores al 2%, lo que debería llevar al nuevo gobierno a tomar medidas racionales que faciliten la actividad económica y la creación de empleo. Al contrario de lo que se vaticina públicamente al hablarse de un futuro gobierno nacional que negocia ya sobre una serie de medidas con impactos negativos para el futuro de las empresas, y con repercusiones igualmente desfavorables para las inversiones y para el empleo; perjudicando a pymes y autónomos, y abriendo espacios indeseados para la economía sumergida, dificultando el acceso al mercado laboral”, afirman.  

 

Ante estos nuevos datos del paro, creen que un exceso de iniciativas reguladoras “pueden dejar sin oxígeno al diálogo social, que se ha mostrado siempre como una herramienta muy útil entre los distintos agentes que intervienen en la economía y en el empleo”. Lo que lleva a Confae a reclamar al futuro gobierno “que prime consenso social, moderación y estabilidad como pilares para el bienestar que demanda la sociedad española”.