Con la moral alta, a por la tercera consecutiva

Jonathan Prado, entrenador del Real Ávila.

El Real Ávila recibe este domingo al Cristo Atlético plantino con el objetivo de sumar la tercera victoria consecutiva del curso

Con la moral alta tras su primera victoria lejos del Adolfo Suárez afronta el Real Ávila una jornada más para seguir escalando puestos en la tabla clasificatoria, con el objetivo de sumar este domingo ante el Cristo Atlético palentino la tercera victoria consecutiva del curso. Un conjunto visitante que visita la capital abulense sin haber perdido en las últimas cinco jornadas del campeonato, y que está mostrando ser un equipo peligroso y molesto para los rivales. Cuya fortaleza como equipo se basa en las pocas oportunidades que cede en su parcela defensiva y por la rentabilidad que saca de sus goles en el resultado final.

 

Un viejo conocido para el ahora míster encarnado, Jonathan Prado, que fue su entrenador hasta hace dos temporadas y que conoce al Cristo Atlético a la perfección. Para el partido de este domingo, Prado tiene que sus hombres deben parar la principal virtud del rival: su contragolpe. “Es un equipo que trabaja muy bien en presión y que utilizan muchos jugadores por dentro, es difícil encontrarles espacios en desorganización y con balón intentan ser asociativos. Aunque su principal virtud es la transición rápida de atrás a adelante”. Por lo que espera “un partido de mucha igualdad, de muchas ocasiones y de mucho centrocampismo, por lo que el que esté más acertado en las dos áreas se llevará el partido”, asegura.

 

Para conseguir la victoria el Real Ávila deberá hacer valer su condición de local y la extensión del Adolfo Suárez para volcar su juego ofensivo por las bandas, ya que el Cristo Atlético, “acumula mucha gente por dentro”. “Sabemos donde hay que minimizar errores y hay que leer el juego para conseguir diferentes tipos de situaciones de ataque”, admite Prado

 

Un Real Ávila que recupera para esta jornada a su delantero referencia, Rubo. Aunque seguirá sin poder contar con Cristo, con un traumatismo muscular en la zona del gemelo, ni con Diego Ortiz, que se recupera lentamente de su lesión, aunque como ha admitido Jonathan Prado estará todavía “varias semanas parado”.