Cómo tributar correctamente las cuotas del colegio concertado para evitar la inspección de Hacienda

Hacienda

Hacienda mantiene su criterio, pero deja de aceptar que las cuotas de los colegios concertados se desgraven como donativos. En qué casos podemos hacerlo y en cuáles no.

La decisión del Gobierno de obligar a muchas familias a devolver lo que se desgravaron por las cuotas de los colegios concertados ha generado un importante terremoto. Pero, ¿cómo se declaran este tipo de cuotas? ¿Es correcto desgravar por ellas? ¿Cuándo podemos hacerlo?

 

En una nota pública, el Ministerio de Hacienda afirma que estas cuotas, que se pagan a cambio de una contraprestación, nunca han sido donativos. Es decir, considera que son cuotas que se abonan a cambio de servicios, algo que no entra dentro del concepto de donativo. Hacienda asegura que "no se ha producido ningún cambio legal ni de criterio" y que la actuación de la Agencia Tributaria sigue siendo la misma que en los últimos años.

 

Sin embargo, en noviembre el Consejo General de Economistas avisó de que había detectado un cambio de criterio en Hacienda y que la agencia tributaria estaba empezando a rechazar estas deducciones e, incluso, a pedir la devolución de las desgravaciones practicadas.

 

Por este motivo, ha habido inspecciones en toda España, "se vienen realizando controles puntuales desde hace tiempo en distintos puntos del territorio", según Hacienda. Los donativos que algunos padres realizan a fundaciones de colegios concertados serán deducibles en el IRPF si cumplen los requisitos legales. En casos puntuales, la Agencia Tributaria ha detectado que un donativo no era tal y ha exigido su regularización cuando se detecte que un contribuyente se ha deducido como donación lo que en realidad es el pago por un servicio.

 

Cuantía del fraude. La única cifra oficial o que, al menos, ha salido del Gobierno es la aportada por la portavoz, Isabel Celaá: el cómputo de las deducciones totales supera los 1.000 millonesde euros. Ciudadanos, por su parte, apunta que el importe puede ascender a 300 euros por año e hijo, por lo que la cifra para una familia puede llegar incluso a los "3.000 euros".

 

Cuándo nos inspeccionada Hacienda. La regularización se produce cuando la Agencia Tributaria detecta una contraprestación por ese pago; es decir, cuando el supuesto donativo no tiene carácter voluntario y financia una actividad ordinaria del colegio que repercute en el alumno.