Cyl dots mini

Como si de una final se tratara

Jonathan Prado, entrenador del Real Ávila en la rueda de prensa previa al choque ante el Almazán. (Foto: Edgar Palomo)

El Real Ávila está obligado a sacar los tres puntos de tierras sorianas tras las dos derrotas consecutivas ante Tordesillas y Salamanca B

S.D. Almazán- Real Ávila C.F.

Sábado 21 de diciembre. Campo Municipal 'La Arboleda', 16:30 horas. 

Complicada salida para el Real Ávila Club de Fútbol hacia tierras sorianas para enfrentarse a la Sociedad Deportiva Almazán en el Campo Municipal de ‘La Arboleda’, un terreno de juego que no se le da bien en los últimos años a los encarnados, y que precede a las dos inesperadas derrotas en las últimas jornadas ante Atlético Tordesillas y Salamanca B. Dos traspiés con los que no contaba el equipo, y que han sumido a los pupilos de Jonathan Prado en estos momentos en un mar de dudas, ya que el sueño del objetivo del playoff está en estos momentos muy lejano, a 8 puntos nada más y nada menos.

 

Quiere recuperar las buenas sensaciones los abulenses y conseguir la contundencia en las dos áreas que le haga merecedor de los tres puntos, porque ya no pueden fallar más, contando con que  el número de ocasiones se va a reducir para los dos equipos por las dimensiones del terreno de juego, que son más pequeñas que en el Adolfo Suárez.

 

Preguntado en rueda de prensa por la sensación anímica del equipo, Jonathan Prado ha admitido que ha sido una semana difícil de entrenamientos, porque “nos afecta bastante nuestro estado de ánimo cuando venimos de sufrir una derrota”. “Hemos tenido bastantes dificultades de entrenamiento entre tocados y lesionados”, admite. Tal es así que el paraguayo Cristo no entrará en la convocatoria debido a una lesión el pasado sábado.

 

Prado espera un Almazán en 4-4-2, que inició el campeonato “elaborando el juego con balón  desde atrás, aunque como reconoce “a día de hoy son más directos”. “Al final lo que buscan es el dinamismo, y el juego entre líneas, no un juego directo y a partir ahí girar y ser verticales y salir por fuera  a acciones de centro-lateral e individualidades de uno contra uno”, reconoce el palentino.  

Para ello, los encarnados deberán mejorar las acciones a balón parado, que le costó el primer gol ante el equipo charro en la pasada jornada. “Debemos mejorar la actitud defensiva en el balón parado, tenemos que estar mucho más activos y atentos e intentaremos modificar cosas para volver a ser contundentes”, sentencia.

 

Cristo se une a las bajas de los habituales Rubén Ramiro y Diego Ortiz para el encuentro en tierras sorianas donde el Real Ávila está obligado a sacar los tres puntos.