Cómo conservar los alimentos: ¿Qué metemos en la nevera y qué no?

Mujer dudando delante de la nevera

Recomiendan adquirir unos hábitos de manipulación y conservación adecuados de los alimentos puesto que esto nos permitirá garantizar la seguridad del producto.

Es importante desde casa adquirir unos hábitos de manipulación y conservación adecuados de los alimentos puesto que esto nos permitirá garantizar la seguridad del producto, y reducir el riesgo de padecer una toxiinfección alimentaria o una contaminación cruzada (con polvo, agua contaminada, utensilios sucios, o mascotas), así como asegurar su conservación y alargar al máximo su vida útil.

 

De hecho, el 50% de las toxiinfecciones alimentarias se produce en casa, según advierte la dietista-nutricionista Ana Amengual en 'Pon orden en tu cocina' (MR Ediciones), para lo que propone en primer lugar no dejar la compra en el suelo al llegar a casa, colocarla en una supercie alta (mesa o encimera) que esté limpia y despejada de utensilios de cocina, para después sacarla rápidamente de la bolsa y clasicar los productos según necesiten frío o no, o deban ser congelados.

 

En concreto aporta las siguientes pautas:

 

1.- Introduce los productos congelados y ultracongelados en el congelador. Nunca sobrecargues demasiado los cajones para que el aire frío pueda circular bien y así congele de forma ecaz los alimentos.

 

2.- Guarda los refrigerados en la nevera.

 

3.- Coloca los productos que no necesitan frío en la despensa.

 

4.- Si no sabes si un producto debe conservarse en frío o no mira atentamente la etiqueta donde te lo indicará. Mujer dudando delante de la nevera.

 

5.- No almacenar productos de limpieza o químicos con alimentos, y nunca guardar alimentos o bebidas en envases que hayan contenido productos no alimenticios o sustancias químicas.

 

CONSERVAR LO CONGELADO

- La mejor manera de conservar los productos que has comprado congelados es guardarlos en el congelador con su envoltorio. En sus envases aparece la fecha limite de consumo del producto y sus condiciones.

 

-Si quieres congelar un producto fresco porque no tienes previsto consumirlo en los próximos días deberás etiquetar tú la fecha límite de consumo (carne picada 2 meses; pan, pescado azul y marisco, 3 meses; pescado blanco, tartas y cerdo, 6 meses; carne de vacuno y hortalizas, 12 meses; pollo y carne de caza, 10 meses).

 

- Deshazte de plásticos y lms sucios. Pon los alimentos en tarteras o envases de plástico o de silicona antes de introducirlos al congelador y marca la fecha límite de consumo. Si usas bolsas de cierre hermético intenta antes de cerrarla que quede el menor aire posible en su interior.

 

- A la hora de descongelar la mejor manera es hacerlo en la nevera en un recipiente estanco, ¡no en la encimera a temperatura ambiente!, y coloca el envase a descongelar en la parte más baja de la nevera. Otra opción recomendable de descongelación es el microondas, pero deberás cocinar o consumir el alimento inmediatamente. Bajo un chorro de agua fría también se pueden descongelar alimentos, aunque supone un gasto de agua innecesario.

 

- ¿Se puede volver a congelar un alimento descongelado previamente? Depende. Si se trata de un alimento crudo se desaconseja volver a congelarlo. Sólo sería correcto volver a congelarlo si se ha cocinado previamente.

 

QUÉ PASA CON LOS ALIMENTOS REFRIGERADOS

- La nevera debe estar a una temperatura por debajo de los 5 grados centígrados, ya que a partir de ahí los microorganismos se multiplican lentamente.

 

- Abrir la nevera varias veces o tenerla abierta bastante rato hace que pierda frío y pone en peligro la conservación de los alimentos, al tiempo que aumenta el consumo energético.

 

-La organización en la nevera de los alimentos es importante para mejorar su conservación, ya que la temperatura de los espacios no es homogénea. Si el congelador está arriba, la zona de arriba del frigo será la más fría. Coloca en esa zona las tarteras con alimentos cocinados (sobras) o los recipientes herméticos con conservas no consumidas en su totalidad; en el estante central pon los huevos, productos lácteos y embutidos; en el inferior, sobre los cajones, alimentos crudos como carnes, pescados y mariscos, siempre envasados herméticamente para evitar contaminaciones; en los cajones debemos conservar los vegetales; en la puerta coloca las bebidas, las mermeladas, las salsas y el chocolate.

 

- Retira las bolsas, plásticos o cartones en los que están envasados los productos. Conserva pescados, carnes y mariscos en tarteras. Eso sí, si has comprado verduras y hortalizas ya limpias y envasadas, peladas, cortadas y preservadas en una atmósfera protectora, no las saques de su envase.

 

PRODUCTOS QUE NO REQUIEREN DE FRÍO

- Cuando abras una conserva, y si no la consumes en su totalidad, guarda el resto del producto en una tartera con cierre hermético en la nevera. Tienes 4-5 para consumirlo.

 

- Las conservas en lata o en vidrio deben conservarse en la despensa.

 

- Las pastas no frescas y los cereales no necesitan frío, tampoco la miel, el café, el azúcar y las infusiones, así como el chocolate, las cebollas, los ajos y vegetales secos tipo las setas.

 

¿DENTRO O FUERA DE LA NEVERA?

- Guarda siempre en la nevera: alimentos frescos perecederos, como carnes, pescados, embutidos y otros procesados cárnicos, también los mariscos; productos lácteos perecederos, como yogures y quesos; huevos; bebidas con tratamiento UHT que hayan sido abiertas, como zumos, leche y bebidas vegetales; conservas ya abiertas, como encurtidos o salsas; las frutas, verduras y hortalizas, si están cortadas, deben conservarse en frío y no estar más de dos horas fuera de la nevera. Si están enteras pueden dejarse fuera de la nevera.

 

- Cuando quieras conservar un plato caliente en la nevera o en el congelador espera antes a que se enfríe, si no reduciremos la temperatura de todo el espacio y haremos que el resto de alimentos que hay en él se calienten, lo que se reduce su seguridad. Eso sí, los alimentos cocinados deben estar como máximo dos horas a temperatura ambiente para evitar riesgos.