Comienzan los trabajos de repoblación forestal para un sumidero de carbono en los montes de utilidad pública de Mombeltrán y Cuevas del Valle
Cyl dots mini

Comienzan los trabajos de repoblación forestal para un sumidero de carbono en los montes de utilidad pública de Mombeltrán y Cuevas del Valle

Mombeltrán

El objeto de este proyecto es la creación de un sumidero de carbono, cuya titularidad ostentará la empresa promotora, mediante la ejecución de dicha repoblación forestal

El Ayuntamiento de Mombeltrán ha informado del comienzo de las obras del sumidero de carbono a cargo de la empresa Land Life Company, dentro del compromiso del consistorio con la lucha contra el cambio climático, además de reforestar y recuperar un espacio natural degradado debido a los efectos de un gran incendio en 2009. Se estima que en 40 años la plantación absorberá 83.140 toneladas de CO2.

 

La empresa de Países Bajos con sede en Ámsterdam Land Life Company ha realizado el proyecto y ha comenzado los trabajos para repoblar 156,14 hectáreas en el MUP (monte de utilidad pública) nº 16 de Mombeltrán y 61,74 hectáreas en el MUP nº 8 de Cuevas del Valle. El objeto de este proyecto es la creación de un sumidero de carbono, cuya titularidad ostentará la empresa promotora, mediante la ejecución de dicha repoblación forestal.

 

Con ello se pretende contribuir a luchar contra el cambio climático, y al mismo tiempo, a la recuperación de un espacio natural degradado al haber sido devastado por un gran incendio ocurrido en julio del año 2009. Así mismo, se busca conseguir el bosque potencial de la zona, acelerando la sucesión ecológica.

 

Con la reforestación el riesgo de incendios será menor, existirá una mayor biodiversidad y por lo tanto mayor resiliencia frente a plagas y también frente al cambio climático. A nivel paisaje se producirá una mejora significativa, con la utilización de diferentes especies autóctonas y en diferentes proporciones a lo largo de la reforestación.

 

Los trabajos consistirán en el tratamiento de la vegetación de matorral preexistente con un desbroce areal mediante un cabezal desbrozador de martillos montado sobre retroexcavadora de cadenas o sobre retro araña en zonas de mayor pendiente y pedregosidad.

 

La preparación del terreno con ahoyado mecanizado con retroexcavadora de cadenas o retro araña,  haciendo remoción del terreno sin extraer la tierra de 60x60x60 centímetros. La plantación manual en los hoyos con la combinación de especies que correspondan a cada rodal en función de una serie de condicionantes como son la pendiente, la orientación, la altitud, la vegetación preexistente, y las características del suelo.

 

Protección de la plantación mediante la utilización de sombreadores de 90 cm, favoreciendo el sombreo los meses de más irradiación solar y evitando altas temperaturas que puedan condicionar la supervivencia de la planta. Además, esto evitará una posible afección de la fauna salvaje.

 

Reposición de marras durante 4 años, en los casos en que haya menos de un 75 % de planta viva. Las especies elegidas para la plantación son pino pinaster y silvestre, castaño, rebollo, cerezo silvestre, fresno, sauce, chopo del país y nogal. La absorción de carbono estimada de la plantación para 40 años será de 83.140 tCO2 (toneladas de dióxido de carbono).

 

Monitoreo. Se va a llevar a cabo un monitoreo de los árboles de plantación para dejar constancia de los resultados. Durante los 5 primeros años de forma manual y posteriormente a intervalos más amplios y con medios tecnológicos.  El presupuesto total de la obra asciende a 1.082.067 €, de los que 775.827 € corresponden al monte de Mombeltrán y 306.240 € al de Cuevas del Valle.