Comienza la validación de nanosensores de medición de calidad del aire en Navarredonda

Presentación de los nanosensores.

El proyecto, liderado por la Diputación, cuenta con la colaboración de CSIF, la Universidad de Extremadura y la ayuda de Francia y Portugal, así como de la Junta.

Navarredonda acoge el proyecto de nanosensores para la medición de la calidad del aire. Un proyecto que busca producir nanosensores de bajo coste, que podrían instalarse en toda la geografía castellana, y tendría grandes beneficios en el control de la calidad del aire.

 

En la presentación de esta iniciativa, estuvo presente Armando García, diputado del Área de Turismo, Energía y Asuntos Europeos, que agradeció el préstamo de la unidad móvil de la Junta para hacer una medición realista. Asimismo, expresó su deseo de poder expandir este proyecto por la provincia e, incluso, por la Comunidad. Asimismo, explicó que no es posible hacerlo todavía por su precio.

 

Por otra parte, colaboran en el proyecto Jesús Lozano, profesor en la Escuela de Ingenierías, y Jaime Fernández, jefe del Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático de la Junta. “El objetivo del proyecto es desarrollar sensores y sistemas de bajo coste y pequeño tamaño y consumo, de tal forma que se puedan instalar en un mayor número de puntos.”, explica Lozano. Además, indicó que es importante contar con la ayuda de las instituciones para poder probar los sistemas en entornos reales, puesto que en los laboratorios la condiciones están controladas.

 

En el proceso de validación de estos sistemas, se espera poder instalarlos en entornos rurales, urbanos, polígonos industriales y puertos a modo de contrastar las condiciones  e interferencias distintas que puedan darse y mejorar los nanosensores

 

Por su parte, Fernández explicó que están evaluando la zona con una estación a 100 km, en la provincia de Salamanca y en Segovia, consiguiendo unos resultados coincidentes, en los que los niveles de ozono son altos, conformes y constantes sin intervención humana en ellos, lo que será motivo de otra investigación. Además, indicó que los próximos emplazamientos podrían ser Arenas de San Pedro y la estación fija de Ávila.

 

Todos los datos extraídos están publicados en la página de la Junta, en la del Ministerio y en la Agencia Europea de Medio Ambiente, accesibles para todos los ciudadanos.