Comienza a funcionar la cámara que vigila en Ávila el uso del cinturón de seguridad

Ubicada en el polígono industrial de Arévalo, comienza en fase de concienciación y en junio comenzará a emitir denuncias: 200 euros y tres puntos

La Dirección General de Tráfico ha puesto este martes en funcionamiento las cámaras que controlan de modo automatizado el uso del cinturón de seguridad por parte de los conductores. Hasta el momento, en la provincia de Ávila sólo hay una y se encuentra ubicada a la altura del polígono industrial de Arévalo, en la A-6.

 

En todo el territorio nacional son 225 las cámaras que han entrado en funcionamiento, colocadas en pórticos o postes, de las cuales el 60% están ubicadas en vías convencionales que son las que registran mayor accidentalidad y siniestralidad y el 40% restante en vías de alta ocupación.

 

Con el objetivo de que el uso de este dispositivo de seguridad se generalice entre todos los ocupantes del vehículo, los conductores que circulen sin llevar puesto el cinturón de seguridad y sean captados por las cámaras recibirán una carta informativa, comunicándoles que circulaban sin hacer uso de dicho dispositivo de seguridad, elemento que reduce en un 60% la posibilidad de fallecer en caso de accidente.

 

Durante la fase informativa, cuya duración prevista es de dos meses, no se iniciará procedimiento sancionador, porque el objetivo primordial es concienciar a todos los conductores de la necesidad de que utilicen el cinturón de seguridad.

 

Una vez finalizada la fase de concienciación se dará paso a la fase de denuncia de la infracción, y aquellos conductores que sean captados por las cámaras sin llevar debidamente abrochado el cinturón de seguridad recibirán la denuncia correspondiente acompañada de una multa de 200 euros y la detracción de 3 puntos.

 

A la carta informativa se le adjunta la prueba de la infracción, la fotografía, en la que se constata que el conductor del vehículo no hacía uso del dispositivo de retención.

 

Esta carta informativa servirá para que los conductores que no suelen hacer uso del cinturón de seguridad adecúen su comportamiento de inmediato, ya que pasados los dos meses, desde las jefaturas de Tráfico se comenzarán a tramitar las denuncias a cualquier conductor de vehículo que circule sin cinturón y sea captado por las cámaras.

 

Los datos referidos a Ávila del año 2016 reflejan que hubo cuatro fallecidos que no usaban el cinturón de seguridad en el momento del accidente. Uno era un varón de más de 65 años que conducía un turismo, mientras que las otras tres víctimas resultaron ser trabajadoras de una explotación agrícola que viajaban en un todoterreno y que tampoco utilizaban esta medida obligatoria de seguridad. En 2016 hubo, además de los reseñados, más accidentes mortales: tres de motocicleta y cuatro más en diferentes vehículos en los que sí se empleaba el cinturón.