‘Colmenas urbanas ‘ para Cantocigüeño

La propuesta realizada por el grupo municipal de Izquierda Unida plantea, “como ya se está haciendo en otras ciudades, habilitar espacios seguros que permitan instalar pequeñas colmenas, lo que redunda en la mejora de biodiversidad de los espacios e incluso la generación de puestos de trabajo”.

La ‘apicultura urbana’ “también puede tener su sitio en Ávila y su espacio bien podría ser Cantocigüeño”. Es la propuesta que el grupo municipal de Izquierda Unida de Ávila ha puesto sobre la mesa al Equipo de Gobierno del Partido Popular, una iniciativa “que desde hace años se viene desarrollando con éxito en muchas ciudades europeas, que ya se ha incorporado a algunas ciudades españolas y que entendemos que podría tener una perfecta aplicación en nuestra ciudad” señala Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila.

 

Desde hace unos años “se ha puesto en marcha una nueva tendencia conocida como ‘apicultura urbana’ que consiste en la instalación de pequeñas colmenas en espacios urbanos, como terrazas, azoteas o jardines cumpliendo siempre con determinadas condiciones de seguridad”. Una tendencia que pretende explorar los “numerosos y conocidos beneficios que aportan las abejas”, desde la polinización de jardines y parques, la mejora de las condiciones naturales de los espacios verdes, la creación de nuevas oportunidades de empleo derivadas del cuidado de las colmenas o incluso la comercialización de la miel y derivados. “Estamos convencidos de que Ávila y el espacio de Cantocigüeño cumplen con todos los requisitos previos, al menos, para estudiar esta iniciativa” comenta Montserrat Barcenilla, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Ávila, que propone que el Equipo de Gobierno del Partido Popular se ponga en contacto con la Asociación de Apicultores para comenzar a explorar esta posibilidad.

 

Y hace esta propuesta para Cantocigüeño la formación de izquierdas ante el “el absoluto olvido de lo que pretendía ser el segundo pulmón verde de la ciudad. Sin embargo desde el 2006, y con dos mociones aprobadas por el camino, este espacio está totalmente dejado”.

 

En el año 2006 se aprobaba por unanimidad, y a propuesta de Izquierda Unida, que se iniciaran las gestiones que fueran oportunas para que los encinares de Cantocigüeño (junto a Vicolozano) se convirtieran en Paisaje Protegido o Parque, así como que se incorporaran a la Red Natura 2000, declarándose Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA) o Lugar de Interés Comunitario (LIC). De la misma forma, se acordaba adecuar la zona para uso y disfrute de los abulenses. En el año 2014 se aprobaba una segunda moción con la que se instaba a iniciar las gestiones necesarias para deslindar la finca y sacar a licitación los recursos que pudiera producir la finca, como la leña o los pastos, destinándose los beneficios que pueda producir exclusivamente a convertir esta zona en un espacio de disfrute para los abulenses. “Diez años después no se ha hecho nada de nada y Cantocigüeño, lejos de ser un pulmón verde para la ciudad, es un montón de matojos” comenta Barcenilla, que pide al actual Equipo de Gobierno del Partido Popular “dar salida a los acuerdos municipales, especialmente a los que tienen un beneficio directo para la ciudad”.

Noticias relacionadas