Claudia, hija de Caparrós: "Me daba cuenta de que algo ocurría con la bebida, llegaba a un punto de no retorno"

Pantallazo del encuentro de Alonso Caparrós con su hija Claudia en plató

Claudia, hija de Alonso Caparrós, se sentaba en Sábado Deluxe para contar cómo había vivido ella en primera persona la adicción a las drogas de su padre. Y aunque afirmó que a pesar de tuvo una infancia normal y feliz, la adicción de su padre en la actualidad le sigue dando en ocasiones algo de miedo.

Hace unas semanas Alonso Caparrós se sentaba en este mismo programa para desvelar que había sido adicto al alcohol y la cocaína y que por ello, en varias ocasiones, estuvo a punto de perder la vida. Y aunque ahora tanto el como su familia estén felices de que haya podido salir de ese agujero negro y de su acción contando cómo lo vivió para concienciar a la gente de lo perjudicial que es, hizo pasar momentos muy duros a su familia.

 

Claudia, se ha sentado con Jorge Javier Vázquez, los colaboradores y su padre para hablar de ello y confesar cómo lo sintió ella: "Era un desastre pero nos lo pasábamos bien". Así, confesaba la joven cómo era pasar tiempo con su padre. Pero, a pesar de ser una niña, Claudia se daba cuenta que algo ocurría: "Sobre todo con la bebida, veía que mi padre llegaba a un momento de no retorno".

 

La joven admitía que su padre se lo pasaba bien y aunque ella nunca le llegó a ver fatal si que notaba algo extraño: "Yo nunca le he visto mal pero yo le veía un poco pasado".

 

En la actualidad, su padre se encuentra mucho mejor pero la joven no pierde el miedo del todo: "Ese miedo siempre está en algún sitio... Pero eso es un miedo que siempre tienes ahí, es una duda... Si volverá, si está todo bien...".

 

Claudia confesó que estar juntos ahora les aporta muchas cosas a los dos"Yo ahora cada vez le veo mejor". La joven solo desea seguir unida a su padre todo el tiempo que puedan.

 

Pero el momento más emotivo de la noche fue cuando padre e hija se reencontraron y hablaron cara a cara. Caparrós quería saber si su hija le había perdonado por todo lo ocurrido a lo que ella contestó: "Yo no he tenido nada que perdonar". La joven acabó llorando, abrazada a su padre que le consoló y le dio un precioso beso en la frente.

 

El ex concursante de GH VIP confesó que había llegado a ir con su hija a por dogra durante aquella dura etapa: "Una mañana fui a comprar cocaína y fui en el coche contigo y ahí compré cocaína en un tugurio".