Ciudadanos votará en contra de los presupuestos de la Diputación Provincial

Alberto Becerril, en el centro de la imagen. Archivo.

El equipo de Gobierno no ha aceptado ninguna de las 18 enmiendas presentadas por el grupo naranja a las cuentas de 2017.

El grupo de Ciudadanos en la Diputación Provincial ha anunciado que votará en contra de los presupuestos provinciales para 2017 después de que el equipo de Gobierno de la Institución no haya aceptado ninguna de las enmiendas que presentaron a estas cuentas.

 

El diputado provincial por Ciudadanos, Alberto Becerril, presentó 18 enmiendas al presupuesto “para intentar mejorar unos presupuestos pésimos para la provincia que solo conseguirán que Ávila siga perdiendo población y las empresas sigan sin tener incentivos para permanecer en nuestra provincia”.

 

Tras valorar el proyecto de presupuestos presentado por el grupo popular, “con innumerables problemas por el formato del envío de la documentación, que impide a posta, trabajar de una manera adecuada los presupuestos” y valorar las aportaciones recibidas por los concejales y alcaldes de Ciudadanos en la provincia, presentaron enmiendas por valor de 300.000 euros, para hacer "unos presupuestos más realistas con las deficiencias de la provincia y la problemática real de sus municipios".

 

Becerril indicó que “las enmiendas de mi grupo van encaminadas a aumentar las partidas para empleo en zonas rurales deprimidas, para mejora de los caminos vecinales y aumento del convenio con la asociación de sordos para que puedan seguir lo acontecido en plenos y actos oficiales de la Diputación”. Añadió además que “como partidas novedosas, presentamos una para ayudar a los municipios que tengan que sustituir sus tuberías afectadas por el amianto o una partida para ayudar a los pueblos a cubrir los gastos derivados del cumplimiento de la ley de memoria histórica”.

 

Además, consciente, de los problemas de transporte que tiene nuestra provincia, han presentado una partida de más de 86.000 euros, para subvencionar la autopista AP-6, para mejorar la competitividad de las empresas afincadas en Ávila y para paliar los gastos de quienes tienen que ir a trabajar a Madrid diariamente. Incluso han añadido una partida para realizar un estudio sobre la conveniencia de tener un consorcio provincial de transportes, "muchos pueblos de nuestra provincia están incomunicados con la capital y con otros municipios, lo que claramente favorece la despoblación de los pequeños núcleos urbanos".

 

Alberto Becerril declaró que “la regeneración no ha llegado a la Diputación Provincial, la mayoría absoluta del PP en esta institución mantiene las antiguas formas de trabajar, escaso talante negociador del equipo de gobierno y la falta de compromiso para con los municipios de la provincia”.