Ciudadanos reclama al Gobierno que solicite y active ayudas europeas para paliar los daños del incendio de Ávila
Cyl dots mini

Ciudadanos reclama al Gobierno que solicite y active ayudas europeas para paliar los daños del incendio de Ávila

Soraya Rodríguez

La eurodiputada Soraya Rodríguez se dirige a la Comisión Europea para pedir apoyo a España y advierte de que el de Navalacruz es “un aviso de los superincendios de sexta generación de las próximas décadas”.

La eurodiputada de Ciudadanos y portavoz de Medio Ambiente en el Parlamento Europeo, Soraya Rodríguez, ha reclamado al Gobierno que solicite y active ayudas europeas para paliar los graves daños causados por el incendio de Ávila, el cuarto más extenso y grave ocurrido en el país y que ha calcinado 22.000 hectáreas.

 

La eurodiputada de Castilla y León ha explicado que el apoyo y el compromiso europeo se traducen en mecanismos de ayuda como el Fondo de Solidaridad, que requiere sin embargo de una solicitud previa del Gobierno español. Las peticiones de ayuda a la Comisión Europea tienen que llegar en un plazo de 12 semanas a partir de la fecha del primer daño, es decir, antes del 13 de noviembre en el caso del incendio de Ávila.

 

“Espero que el Gobierno haga efectiva la petición al Fondo de Solidaridad o habremos perdido una oportunidad. Las ayudas que anunció ayer el Gobierno para los afectados de las zonas catastróficas son un gran paso, pero necesitamos ayuda adicional. La reconstrucción es un proceso lento que, para muchas personas y familias, implica un nuevo comienzo forzado de sus vidas”, ha asegurado Soraya Rodríguez.

 

La eurodiputada se ha dirigido por ello a la Comisión en una pregunta escrita para conocer qué tipo de apoyo puede esperar España de Europa y si el Gobierno ha planteado ya que se activen los fondos de la UE. Soraya Rodríguez ha preguntado además al Ejecutivo comunitario cómo piensa involucrar al sector privado para reparar y reconstruir los ecosistemas afectados en toda Europa por el fuego.

 

“España es uno de los países de la Unión Europea más afectados por los incendios forestales, una catástrofe social y medioambiental que lamentablemente solo va a intensificarse debido a los efectos del cambio climático. El terrible incendio de Ávila es un aviso del peligro de los superincendios de sexta generación que nos esperan en las próximas décadas. Debemos apostar por la prevención y promover paisajes resilientes, rentables y mucho menos inflamables”, ha defendido.