Ciudadanos expresa su sorpresa por no haber efectuado el nombramiento de Óscar Arroyo

Continúa la polémica en torno a la entrada del nuevo teniente de alcalde en el Consistorio abulense.

El pasado viernes día 25 tomó posesión de su cargo el nuevo concejal del Grupo Popular, Óscar Arroyo, al que le iban a ser encomendadas un número de competencias anteriormente asumidas por Rubén Serrano.

 

Según el Grupo Municipal de Ciudadanos, "estas competencias afectan al funcionamiento habitual del Ayuntamiento de Ávila y atañen a diversos problemas y conflictos dejados sin solucionar por el anterior Teniente de Alcalde".

 

En palabras del portavoz municipal, Marco Antonio Serrano, “resulta sorprendente comprobar el nulo interés demostrado por el Equipo de Gobierno a la hora de intenta dar solución a los problemas heredados en el área de personal y, por ende, el normal funcionamiento de la institución”.

 

Además, ha añadido Serrano, “que no haya sido nombrado tres días después de su toma de posesión, es otra muestra del nulo compromiso del Alcalde con este Ayuntamiento”. “Es urgente que aclare si se van a delegar estas funciones finalmente o pretende seguir asumiéndolas por él mismo amplía Serrano.

 

Finalmente el portavoz naranja recuerda la disposición de su Grupo para “ayudar al nuevo Teniente de Alcalde a solucionar estos problemas siempre que cambie las nefastas políticas que hemos tenido hasta hoy”.

 

“Los ciudadanos de Ávila merecen una gestión diferente a la que lleva demostrando el equipo de gobierno conservador”, ha concluido Marco Antonio Serrano.

Noticias relacionadas