Cillán celebra su IV Feria Agroalimentaria y Etnobotánica

El éxito de la Feria viene dado por la participación activa de la población local que se involucra en su desarrollo. 

El sábado pasado se celebró en el Polideportivo del Ayuntamiento de Cillán la IV Feria Agroalimentaria y Etnobotánica.  Como en otras ediciones es un evento que ha sido diseñado y llevado a cabo por Atusar (Asociación de Turismo Rural Sostenible de la Sierra de Ávila), Ofyarte (Asociación de Oficios Artesanos de la Sierra de Ávila), Más que encontrarte, sinergia, 'Los molinos' (Asociación Cultural de Cillán) y la Mesa Local de Participación Etnobotánica del enclave de Cillán, con la colaboración y cofinanciación del Ayuntamiento de Cillán.

 

Todo ello conforma el tejido asociativo que se ha construido en los últimos tres años dentro del Programa de Desarrollo Rural Sostenible auspiciado por el Ayuntamiento y el que fuera su Agente de Desarrollo Rural.

 

Nuevamente ha sido un encuentro de personas de distintos territorios abulenses para intercambiar conocimientos, productos, experiencias y, sobre todo, por seguir apostando por un Medio Rural Vivo construido "desde, por y para las personas". Asimismo, la asociación han llegado a la contundente conclusión que, "si no tomamos nosotras y nosotros las riendas de nuestro futuro, nadie de otras estancias vendrá a hacerlo, tal y como se ha podido comprobar durante la inauguración de la Feria en la que solo estuvieron el alcalde de Cillán y los representantes de los colectivos sociales y profesionales".

 

Lo más importante, tal y como han indicado los artesanos y los productores que acudían a esta cita, es "su deseo íntimo de colaborar a modo de muestra de solidaridad con el proyecto de desarrollo, con la sana intención de vender y ofrecer sus productos a territorios que si no fuera por ello no tendrían acceso, pero principalmente por apoyar con su presencia los objetivos y las metodologías que se llevan trabajando a los largo de estos tres años".

 

Artesanos y productores de la Sierra de Ávila y de otros municipios de la provincia han participado en una jornada para poner en valor los recursos del medio rural en el que pretenden favorecer la fijación de la población local entendiendo que este fin es una corresponsabilidad de los productores y de los consumidores que con su compra puede favorecer un dinamismo económico y social que ayude a cumplir los objetivos de muchos artesanos que luchan cada día por seguir construyendo medio rural sostenible y que, en muchas ocasiones, se sienten abandonados por las instituciones.  

 

Además, se han realizado distintas actividades pedagógicas relacionadas con la etnobotánica, la cetrería, demostraciones artesanales y actuaciones musicales. Todo ello para amenizar y conseguir que los asistentes y los artesanos y productores encontraran un "lugar cálido y amable" desde donde entablar relaciones humanas que sirvan para unir y entrelazar a aquellos que "creemos firmemente que el futuro de calidad está en el medio rural".