Cerca de 300 personas secundan la Marcha por el Empleo y contra la Pobreza

Cerca de 300 personas han secundado este domingo la Marcha por el Empleo, contra la Pobreza y la Precariedad Laboral convocada por los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT y que ha dado una vuelta a la Muralla en apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular para conseguir una Prestación Mínima de Ingresos para las personas sin recursos.

La convocatoria, apoyada por los colectivos Ávila es más, la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, la Plataforma por la Escuela Pública, la Asociación de PyMES y Autónomos y las Juventudes Obreras Cristianas, reivindicaba el fin de la precariedad laboral y defendía la Iniciativa Legislativa Popular abierta por las organizaciones sindicales para conseguir la implantación de una Prestación Mínima.

 

La comitiva ha dado lectura a varios manifiestos en los Jardines de San Vicente, en el Puente Adaja y en el Paseo del Rastro.

 

El Secretario Provincial de UGT, Óscar García Barroso, ha querido instar, en estos momentos previos a la campaña electoral, a las fuerzas políticas a que debatan sobre "la realidad de cientos de personas que ya están en el umbral de la pobreza".

 

García Barroso ha recordado que la provincia "está a la cola de todo lo malo. Los salarios más bajos de Castilla y León, las prestaciones de desempleo más bajas y las pensiones más bajas de Castilla y León. Tiene además un índice de pobreza que ha superado el 20%, y da auténtico pavor".

 

Por su parte el secretario de UGT, Luis Sánchez, ha apelado a los datos de a EPA y los datos del informe del Día Mundial de la Pobreza, el pasado 17 de octubre, "que ratifican que Castilla y León ha empeorado y hay que responder estando en la calle".

 

Sánchez ha explicado que la ILP pretende que 2 millones de personas sin recursos tengan una prestación mínima de ingresos de 426 euros "que les ayude a vivir y a salir de la pobreza". Estaría destinada a todos los españoles entre los 18 y los 65 años "con unos requisitos en los que podrían estar medio millón de personas en Castilla y León y unas 12.000 en nuestra provincia". Esa prestación supondría un 1% del PIB español y se financiaría con cargo a los Presupuestos del Estado.

 

Para los líderes sindicalistas la respuesta en Ávila está siendo "muy positiva" y las cifras hablan de unas 5.000 firmas entre las dos organizaciones. La recogida de firmas se mantendrá abierta hasta principios de noviembre, teniendo en cuenta que ya es un tema que debe debatirse en la campaña política.