CEOE Ávila insta al Ejecutivo y sus representantes a trabajar por la provincia y lamenta "el olvido al que se ve sometida Ávila"
Cyl dots mini

CEOE Ávila insta al Ejecutivo y sus representantes a trabajar por la provincia y lamenta "el olvido al que se ve sometida Ávila"

Juan Saborido, presidente de CEOE Ávila.

CEOE Ávila insta al Gobierno y a sus representantes a que trabajen por la provincia, “que piensen en los abulenses” y que insten igualmente a su Gobierno a que, en un plazo breve, "se cumplan las promesas hechas"

Tras el anuncio en el Boletín Oficial del Estado de someter a información pública el tramo de la A 40, que conecta Toledo con Ocaña, CEOE Ávila cree “paradójico” para los empresarios de esta provincia “el olvido y abandono de nuestro territorio por parte del Gobierno”, aseguran.

 

Pese a que esta publicación “es en cualquier caso una buena noticia”, según argumentan, ya que mantiene vivo el proyecto del Corredor Atlántico, “no entendemos cómo se nos sigue ignorando”. Para ello argumentan que la autovía conectaría la meseta sur entre Arévalo, Ávila, Maqueda, Toledo y Cuenca, teniendo una “importancia capital” para el desarrollo económico abulense, al igual que lo tendría la conexión de la A50 con la A6, “una ansiada reclamación, constante y urgente, de esta Confedearación, que cerraría la conexión atlántica por la provincia”, asegura el presidente de CEOE Ávila, Juan Saborido.

 

Por ello, CEOE Ávila insta al Gobierno y a sus representantes a que trabajen por la provincia, “que piensen en los abulenses” y que insten igualmente a su Gobierno a que, en un plazo breve, se cumplan las promesas hechas, para lo cual “es necesario que en los Presupuestos Generales del Estado se apliquen partidas para el inicio de esta conexión tan justa, tan revindicada y tan necesaria para el desarrollo de la provincia”.

 

La organización recuerda que han sido varios en los últimos años los estudios informativos y compromisos políticos realizados para materializar el proyecto (conexión A6 y A40 y desdoblamiento de la N-110), “que supone desde luego incluir a nuestra provincia en una vertebración de las comunicaciones que no nos deje fuera de los grandes corredores de autovías y ferrocarril; lo contrario vendría a suponer un nuevo agravio a los abulenses que, a una comunicación lenta por ferrocarril, no podrían contraponer unas modernas vías de comunicación que nos pongan en el mapa de España y no nos alejen del mapa de Europa”, finalizan.