Celáa le da la vuelta a las prioridades de marzo: "La escuela debe ser la primera en abrir y la última en cerrar"

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá.

"Si algo hemos aprendido en estos meses es que la presencialidad es insustituible", asegura la ministra que asegura que "si la sociedad está abierta, la escuela también" aunque en marzo no fue así.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha asegurado que los beneficios que tiene para los alumnos la educación presencial "superan a los eventuales riesgos" que existen en la vuelta a las escuelas este mes de septiembre como consecuencia de la pandemia del Covid-19. En el 34 Encuentro de la Economía Digital y Telecomunicaciones organizado por Ametic, Celaá ha señalado que con el inicio del nuevo curso escolar se está preparando la vuelta presencial a las aulas "con garantías de seguridad", aunque previendo que "el riesgo cero no existe, ni dentro de la escuela ni fuera".

 

En este sentido, ha remarcado que la escuela prepara espacios alternativos "más seguros que cualquier otro" y ha afirmado que para el Gobierno es "una prioridad" garantizar el derecho a la educación y a la salud de los niños, los jóvenes, los adolescentes y de todo el personal que desarrolla su actividad en los centros educativos.

 

"Si algo hemos aprendido en estos meses es que la presencialidad es insustituible. Los resultados de la presencialidad son tan beneficiosos que son irrenunciables", ha subrayado Celaá, quien ha incidido en que los beneficios para los alumnos de la presencialidad "son superiores a los eventuales riesgos". En esta línea, la ministra de Educación y Formación Profesional también ha remarcado también que "si la sociedad está abierta, la escuela también". "Es más, debe ser la primera en abrir y la ultima en cerrar", ha apostillado.

 

La digitalización

Por otro lado, Celaá también ha remarcado que con motivos de la pandemia del Covid-19 se ha tomado conciencia del "papel clave" que la digitalización ha tenido en todos los ámbitos de la vida y muy especialmente en la educación, ya que permitió continuar con la misma mientras la escuela estuvo cerrada.

 

En este sentido, ha afirmado que la revolución digital está cambiando de forma acelerada el contexto educativo y formativo, ya que las tecnologías digitales abren formas "cualitativamente distintas de generar conocimiento", y ha incidido en que la educación es el instrumento personal para que esta puerta a nivel de desarrollo personal y social esté "al alcance de todos".

 

"Es un cambio global de enorme envergadura en el que no podemos fracasar porque estaríamos hipotecando el futuro de nuestro país", ha subrayado Celaá, quien ha incidido en que el sistema de educación y formación de España "no puede quedarse al margen de este proceso".

 

Asimismo, la ministra ha agregado que la crisis derivada del coronavirus ha evidenciado más si cabe la importancia de llevar a cabo "de forma determinante reformas para construir un modelo educativo moderno, de calidad, equitativo e inclusivo". "Un sistema educativo solo será de calidad si es excelente y al mismo tiempo equitativo", ha resaltado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: