CCOO y Centaurea piden al Estado la expropiación de la AP-51

Carlos Bravo y Ricardo del Val.

Comisiones Obreras y la asociación ecologista Centaurea recuerdan que es un buen momento para exigir al Estado la expropiación de la AP-51, una vez que en 2018 termine el período de concesión. Además, critican el apoyo de la Diputación y Confae a la ejecución de las obras de mejora de la carretera AV-500/SG-500.

CC.OO. de Ávila y la Asociación Centaurea han mostrado su rechazo a la trasformación de la carretera AV-500/SG-500 en una alternativa al peaje de la autopista AP-51 (Ávila-Villacastín), como reclama la Confederación Abulense de Empresarios y que ha sido recientemente aprobada por el Pleno de la Diputación de Ávila.

 

Para estas organizaciones, la institución provincial ha adoptado una decisión que va en contra de los intereses generales de los abulenses, al fomentar la modificación de la carretera AV-500/SG-500 para convertirla en una alternativa al peaje de la autopista AP-51, "en lugar de apoyar, e incluso liderar, una campaña para que el Estado rescate la autopista AP-51 y la convierta en una autovía gratuita".

 

En este sentido, Centaurea y Comisiones Obreras de Ávila han asegurado que convertir la AV-500/SG-500, que conecta Ávila con la población segoviana de El Espinar atravesando el valioso paraje de Campo Azálvaro, en “una alternativa al peaje de la autopista AP-51, sería un tremendo error tanto medioambiental como económico, y pondría en riesgo la calidad del abastecimiento de agua a la capital.

 

Asimismo, han recalcado que desde el punto de vista económico, generar en el corredor de Campo Azálvaro una “alternativa al peaje de la AP-51” daría pie de inmediato a que Iberpistas reclamara a la Administración una indemnización por daños y perjuicios al haber construido una infraestructura con el fin de restar tráfico a la AP51.

 

Además, han destacado que esa reclamación de Iberpistas estaría plenamente justificada porque alteraría su equilibrio económico-financiero contemplado en la concesión al modificar las condiciones en las que ésta se adjudicó, debido a que cuando se hizo la adjudicación de la AP-51 se contempló que la vía alternativa gratuita sería la N-110, y no que hubiera dos, como sucedería si hubiera también una vía rápida en la AV-500/SG-500.

 

Por otro lado, han señalado que por sus extraordinarios valores ambientales, paisajísticos, históricos y culturales, Centaurea y CC.OO. de Ávila solicitaron a finales de 2007 a la Junta de Castilla y León la declaración de Campo Azálvaro como “Paisaje Protegido” dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos (R.E.N.) de Castilla y León, propuesta que aún no ha recibido respuesta. Esta zona forma parte de la Red Natura 2000 de la Unión Europea al estar declarada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC). También está incluida dentro del ámbito territorial de los planes de recuperación de la JCyL para el águila imperial y la cigüeña negra.

 

Gracias a su importancia ambiental, el Ministerio de Medio Ambiente emitió una Declaración de Impacto Ambiental negativa al proyecto de autopista de peaje por Campo Azálvaro que presentó el primer ejecutivo de Aznar a finales de los 90. Anteriormente, también el proyecto de autovía presentado a mediados de los 90 por el entonces Gobierno socialista, fue informado negativamente, al considerarse que era ambientalmente inadmisible.

 

Finalmente, ambas organizaciones han incidido en que como consecuencia de la denuncia que presentaron en 2000 ante la Comisión Europea, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictaminó en abril de 2010 la ilegalidad de la concesión otorgada en 1999 a Iberpistas para la construcción, conservación y explotación del paquete de autopistas de peaje: AP-6, su conexión a Segovia (AP-61) y su conexión a Ávila (AP-51).