Castilla y León reduce la presencia de personas en bodas y entierros y obliga a usar mascarilla en las piscinas

La mascarilla, obligatoria en todo momento mientras no se esté en el agua (Foto: T. Navarro)

Las medidas se aplicaran desde las 00.00 horas del 22 de agosto y se mantendrán mientras dure la situación de crisis sanitaria.

En cuanto a las limitaciones de aforos a aplicar a los diferentes sectores de actividad, como regla general, se reducen los aforos máximos permitidos a los diferentes sectores de actividad, que pasan del 75 por ciento al 50.

 

Así, la participación en los entierros pasa de un máximo de 75 personas a 50 y en las ceremonias o celebraciones nupciales y otras celebraciones religiosas o civiles, se restringe la ocupación a un máximo de 150 personas en espacios al aire libre o de 100 personas en espacios cerrados.

 

Además entre las medidas, destaca que el uso de la mascarilla pasa a ser obligatorio en todo momento en las piscinas salvo durante el baño.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: