Castilla y León recurrirá a distancia, menos alumnos por aula y mascarilla y la vuelta al cole será presencial

Mañueco pide tranquilidad y garantiza los esfuerzos necesarios para la enseñanza presencial en el curso 2020-2021.

El presidente de la Junta de Castilla y León, el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco, ha trasladado un "mensaje de tranquilidad y confianza" a todas las familias de la Comunidad Autónoma con las que se ha comprometido a hacer "los esfuerzos necesarios" para desarrollar la enseñanza presencial en todas las enseñanzas, etapas y niveles educativos en el curso 2020-2021. "Vamos a establecer protocolos con directrices claras y medidas concretas, siguiendo en todo momento las instrucciones que establezcan las autoridades sanitarias", ha añadido.

 

Este es uno de los mensajes que ha trasladado el presidente de la Junta con motivo del Debate sobre el Estado de la Comunidad que ha comenzado este martes, el primero al que se somete como jefe del Ejecutivo conjunto de PP y Ciudadanos. Según ha detallado Fernández Mañueco, como norma general la disposición del alumnado en las aulas y la ratio por aula se determinará con la distancia de seguridad de 1,5 metros y, a partir de 2º de Primaria, se utilizará la mascarilla "allí donde esto no sea posible".

 

El acuerdo entre Ministerio de Educación y comunidades indica que en Educación Infantil y Primaria se puede optar por la alternativa de establecer "grupos estables de convivencia" de entre 15 y 20 alumnos, cuyos integrantes podrían interactuar sin necesidad de mantener la distancia interpersonal, y evitando el contacto con otros grupos. Esta alternativa permitiría también facilitar el rastreo en caso de contagio.

 

El texto aprobado por recomienda esta opción preferentemente para alumnos de Infantil y de 1º y 2º de Primaria, dado que según ambos Ministerios "a esas edades es complicado mantener la distancia de seguridad". Si bien, las Consejerías de Educación podrán flexibilizar el máximo del alumnado para formar estos grupos, siempre que la autoridad sanitaria de dicha comunidad autónoma lo autorice.

 

"Ningún alumno va a quedar atrás por razón de dificultad socioeconómica", ha aseverado el presidente de la Junta que ha comprometido también el impulso de la digitalización en el ámbito educativo. Fernández Mañueco ha aprovechado la referencia a la educación para volver a reclamar la necesidad de realizar una EBAU única para todo el territorio desde el convencimiento de que un sistema con 17 pruebas diferentes genera desigualdad.

 

"Nuestros estudiantes deben acceder en condiciones de igualdad y en atención a sus méritos a cualquiera de las universidades que componen en sistema universitario nacional", ha defendido el presidente de la Junta en un llamamiento al Ministerio de Educación para que cambie la regulación y permita que la evaluación de acceso a la universidad sea igual en toda España.

 

Finalmente, ha abogado por reformar el sistema de becas de Castilla y León para garantizar que siga siendo superior al del conjunto de comunidades y se ha comprometido a seguir reduciendo las tasas hasta situarlas en la media nacional.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: