Castilla y León prepara un plan para confinar grandes ciudades si el Covid sigue en aumento
Cyl dots mini

Castilla y León prepara un plan para confinar grandes ciudades si el Covid sigue en aumento

Francisco Igea, con un gráfico de ingresos en el Hospital de Salamanca.

La Junta está trabajando en un protocolo que permita aislar ciudades o confinar habitantes en caso de aumento de casos, pero insiste en que todavía no es el momento y no lo plantea para Salamanca o Valladolid.

La Junta de Castilla y León está trabajando con el Gobierno en el diseño de un protocolo que permita aislar grandes ciudades de la comunidad en caso de que aumenten los casos de Covid, un paso que hasta ahora ha evitado dar y que no contempla, a pesar de que Valladolid y Salamanca llevan desde el día 3 con severas restricciones a la vida social y al aforo en actividades, parecidas a una fase 1 pero sin restringir movilidad.

 

Según han confirmado fuentes de la vicepresidencia, la Junta de Castilla y León está en conversaciones con el Gobierno central para tener un protocolo en este sentido, pero no hay nada firmado. El objetivo es contar con un protoclo donde estén todas las opciones a futuro, pero no hay nada concreto. De hecho, se descarta tener que decidir algo así ahora, y no se plantea tampoco a día de hoy para Salamanca y Valladolid.

 

El plan sería diseñar un operativo que, con la participación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, permita aislar ciudades de la comunidad en caso de que la incidencia de la pandemia del coronavirus lo recomendara, algo que sanitariamente todavía no es necesario.La idea es dar forma a un protocolo para poner en marcha el hipotético aislamiento de municipios o el confinamiento de los ciudadanos en sus casas, decisión que se tomaría siempre en función de criterios epidemiológicos, como ha defendido siempre la Junta. El protocolo fijaría cuándo y cómo, qué medidas se tomarían y cómo se garantizaría el cumplimiento, pero está todavía en fase de conversaciones.

 

"Es un escenario posible", ha reconocido el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en declaraciones recogidas por varios medios, a pesar de que insiste en que el escenario actual no es ese y por ahora no es necesario. Igea asegura que la obligación de la administración regional es tener contemplados todos los escenarios, pero que "no estamos aún en ese". La Junta ya aseguró en su día que no descartaba nada, tampoco el confinamiento de ciudades, cuando endureció las restricciones en Salamanca o Valladolid.

 

La Junta no ha descartado nunca tener que tomar medidas taxativas en la comunidad, y de hecho se han confinado localidades como Íscar o Aranda de Duero, y actualmente Valladolid y Salamanca están en una situación de grandes restricciones en la que se recomienda incluso salir lo menos posible y evitar la vida social. Esas medidas tienen que ser ratificadas por los juzgados, lo que genera un problema a la hora de aplicarlas en caso de no ser avaladas por la justicia. El objetivo del nuevo protocolo sería contar con un mayor respaldo legal.