Castilla y León paraliza la vacunación con AstraZeneca
Cyl dots mini

Castilla y León paraliza la vacunación con AstraZeneca

Vacuna

Sanidad paraliza la vacunación con esta marca tras confirmarse la posible vinculación con casos de trombos en pacientes. AstraZeneca es la vacuna general hasta los 65 años y la que se usa para la vacunación masiva.

La Consejería de Sanidad ha decidido paralizar la vacunación frente al COVID-19 con la marca AstraZeneca, por "principio de cautela", hasta conocer los informes de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) sobre su posible vinculación con casos de trombos en pacientes, según ha informado la consejería. La decisión afecta a la vacunación masiva en varias localidades para grupos de edad hasta 65 años y también al avance del proceso de inmunización en la comunidad.

 

Castilla y León recibió el viernes pasado un importante envío de AstraZeneca por parte del Ministerio de Sanidad, unidades con las que se ha seguido la vacunación durante la Semana Santa. Fueron 51.800 dosis que se han estado usando para seguir con el proceso con personas hasta 65 años y colectivos como profesores, cuerpos y fuerzas de seguridad y profesionales no en primera línea pero sí esenciales. Además, y una vez que han llegado dosis suficientes, se está haciendo la vacunación masiva con esta marca.

 

La decisión supone un problema más al proceso de vacunación en Castilla y León, y en España en general. AstraZeneca es la vacuna que se estaba usando en general hasta los 65 años tras ampliarse la edad de uso. En varias localidades estaba previsto hacer uso de ellas o ya se estaba haciendo la vacunación masiva con esta marca.

 

Está previsto que a lo largo de la jornada de hoy miércoles, la EMA emita sus recomendaciones sobre el uso de la vacuna de la Universidad de Oxford, después de que un responsable de la Agencia confirmara ayer casos vinculados.

 

Segunda suspensión

No es la primera vez que Castilla y León toma esta decisión, siguiendo las recomendaciones del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) y los pasos del conjunto de comunidades. El pasado 15 de marzo, el Ministerio de Sanidad paralizó durante 15 días la administración de esta vacuna, al igual que ocurrió en países como Alemania, Francia e Italia. La decisión se tomó al detectarse una treintena de casos de trombosis entre cinco millones de personas vacunadas en Europa con dosis de esa farmacéutica.

Noticias relacionadas