Castilla y León le 'roba' facturación de empresas a Madrid por primera vez en años

Polígono de Los Villares

Castilla y León sigue perdiendo empresas, 104 han menos en el saldo migratorio en lo que va de año, pero el saldo económico es positivo, especialmente con Madrid. Por primera vez, las ventas de las sociedades que llegan son mayores de las que se marchan.

El éxodo de empresas se acentúa en Castilla y León cada año, pero esta vez el saldo económico es favorable. En lo que llevamos de 2019, la comunidad ha asistido a la fuga de 104 empresas, el doble de las que se marcharon el año pasado en los nueve primeros meses del año. La única noticia positiva es que, en contra de lo habitual, el saldo de facturación entre las empresas que se van y las que llegan es positivo para Castilla y León, que ha 'ganado' 221,6 millones de euros en el cambio. Y especialmente con Madrid, a la que por primera vez en años se le 'roban' empresas de gran facturación.

 

Según los últimos datos publicados por Informa D&B, en lo que va de año se han marchado de Castilla y León 251 empresas por las 147 que han decidido radicarse en la comunidad; en total, el saldo es negativo, de 104 empresas, por las 42 menos que resultaban del saldo entradas/salidas en los nueve primeros meses de 2018. En cuanto al volumen de facturación de las empresas que se deslocalizan o que llegan a Castilla y León, el saldo es positivo por primera vez en años. En total, la diferencia entre el volúmen de las empresas que se van y las que llegan es de 221,6 millones de euros a favor de Castilla y León.

 

Es llamativo el comportamiento de lo que llevamos de año en comparación con Madrid. La comunidad madrileña es el destino de muchas empresas que se marchan de Castilla y León, 144 hicieron ese camino en lo que va de año, mientras que a la inversa solo lo hicieron 83, con un saldo negativo de 61. Pero el balance fue muy positivo para Castilla y León en volumen de empresas: las que se fueron a Madrid facturaban 148,8 millones y las que llegaron facturaban 401,8 millones de euros. El saldo favorable, 253 millones a favor de Castilla y León. Es decir, que las empresas que se trasladan de Madrid a Castilla y León facturan de media 4,8 millones al año y las que se van de nuestra comunidad a la vecina poco más de uno.

 

El saldo migratorio de empresas de Castilla y León lleva años en negativo, y el  hecho de que el saldo económico sea positivo es una gran noticia. Desde 2014 la comunidad ha perdido más de 300 empresas en el balance de entradas y salidas, y el año pasado el saldo de ventas fue de 98 millones en negativos. Con Madrid, por ejemplo, el año pasado se perdieron 75 millones de euros en el intercambio, y en lo que va de 2019 se le ganan 253 millones.

 

 

 

Cataluña, la gran perjudicada

 

Durante el tercer trimestre de 2019 Cataluña continuó siendo la región con mayor saldo negativo entre entradas y salidas de empresas, con la pérdida de 93 sedes sociales. En total, 1.105 empresas han trasladado su sede social a otra comunidad autónoma, lo que representa una caída del 50% respecto al último trimestre de 2017. Aunque Cataluña continúa siendo la región con mayor saldo negativo, el número de empresas es menor que durante el mismo periodo del año pasado, cuando recortaba en 161. Castilla y León y País Vasco son las siguientes en el ranking, pierden 29 y 22 sociedades, respectivamente.

 

El estudio indica que, en lo que llevamos de año, Cataluña es también la peor parada, con una diferencia negativa de 210 empresas, si bien la cifra alcanzaba las 2.233 empresas menos en los tres primeros trimestres de 2018. Le sigue Andalucía, que suma un recorte de 136, y Castilla y León de 104 entre enero y septiembre. Por otro lado, un total de 72 empresas han regresado a Cataluña tras cambiar su domicilio social entre 2017 y 2018.

 

También Cataluña es la autonomía que lidera el saldo positivo acumulado de facturación, con más de 1.100 millones de euros en cifra de ventas entre las compañías que entran y salen de la misma. A pesar de ser la que más pierde, han regresado empresas como Grupo GM Fuel y Bayer Cropsciences.

 

Por su parte, Madrid resta 471 millones de euros y es la comunidad autónoma donde más empresas salen en el tercer trimestre (309) y también a la que más empresas llegan, con un total de 351, lo que hace que tenga mayor saldo positivo (42). La facturación de las compañías que llegan arrojan una diferencia positiva de 314 millones de euros, la más elevada este trimestre, seguido de los 106 millones de Cataluña. En el lado contrario se encuentra la Comunidad Valenciana, que representa un saldo negativo de 257 millones de euros.

 

Además de Cataluña, Andalucía y Castilla y León, otras cinco comunidades presentan datos negativos entre compañías que entran y salen del acumulado anual. Murcia pierde 53, Asturias, 11, Cantabria, Navarra y Canarias, 8, 7 y 4, respectivamente.

 

Por último, el estudio destaca que desde enero el 25% de las empresas que se han mudado a Madrid procedían de Cataluña, y un 15% de Andalucía. Más de la mitad (el 58%) de las que han llegado a Cataluña estaban instaladas en Madrid y las que se han mudado a Andalucía (el 45%) lo han hecho desde Madrid y el 18% desde Cataluña.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: