Castilla y León confirma el regreso al bipartidismo y el desplome total de Ciudadanos

PSOE y PP subirían en las generales hasta la igualdad, repartiéndose entre 27 y 31 escaños. Cs se puede quedar a cero, Podemos aguantaría y Vox.

Los dos partidos mayoritarios en Castilla y León, PP y PSOE, igualarían fuerzas en las elecciones del próximo 10 de noviembre, con un reparto similar de escaños, ya que 'populares' ganarían terreno con entre 14 y 15 escaños, frente a los 10 obtenidos en los comicios del pasado mes de abril, mientras que los socialistas se moverán entre los 13 y los 16, por encima de los 12 actuales.

 

Asimismo, según los datos de la encuesta del CIS publicada este martes, Ciudadanos (Cs) sufriría un desplome ya que pasaría de los 8 escaños con los que cuenta en la actualidad a quedarse sin representantes o conseguir, como máximo, dos y que se podría conseguir por las provincias de Salamanca y Segovia.

 

Como novedad, sería la irrupción de Unidas Podemos (UP) que podría obtener un escaño por la provincia de Valladolid, como ya logró en las elecciones de diciembre de 2015 y mantuvo en las de junio de 2016 aunque perdió en la cita electoral del pasado mes de abril. Asimismo, el único diputado de VOX en Castilla y León, que logró el pasado mes de abril por la provincia de Valladolid, se perdería y la formación liderada por Santiago Abascal quedaría sin escaño en esta Comunidad.

 

Según los datos del CIS, en Ávila, el PSOE obtendría 1 escaño y PP dos; en Burgos y León, dos PP y otros dos PSOE; en Palencia, 1 PSOE y 2 PP; en Salamanca, PSOE entre 1 y 2 escaños, PP 2 y Cs entre 0 y 1; en Segovia, PSOE entre 1 y 2, PP uno y Cs entre 0 y 1; en Soria, uno para PP y otro para PSOE; en Valladolid, PSOE entre 2 y 3 representantes y PP entre 1 y 2 escaños y UP, uno, y en Zamora, dos PSOE y uno PP.

 

En Castilla y León se han realizado 2.667 entrevistas entre el 21 de septiembre y el 13 de octubre y el 62,6 por ciento de los encuestados reconoció que iría a votar el próximo 10 de noviembre mientras que el 11,8 no ejercerá su derecho y un 6,5 por ciento probablemente no vote. Asimismo, el 69,1 por ciento de los encuestados ya tiene decidido su voto.

 

De los que no irán a votar el próximo 10 de noviembre, el 35 por ciento reconoce que no lo hará porque está harto de la política y un 28,6 por ciento por no estar de acuerdo con una nueva convocatoria electoral, mientras que a un 19,7 por ciento no le convence ningún líder político y el 7,5 por ciento afirma que nunca vota.

 

Asimismo, el 59,9 por ciento de los encuestados en Castilla y León cree que el PSOE será quien gane las elecciones del 10 de noviembre aunque sólo un 27,3 por ciento quiere que ganen los socialistas, frente a un 19,7 por ciento que prefiere que el PP sea el partido ganador en la próxima cita electoral.

 

En cuanto al porcentaje de apoyo en las elecciones del 10 de noviembre, el PSOE obtendría el 19,2 por ciento de los votos; seguido del PP, con un 15,1 por ciento de los apoyos entre los encuestados; Ciudadanos obtendría el 4,3 por ciento y Unidas Podemos el 5 por ciento y VOX el 3,6 por ciento.