Castilla y León cerrará los colegios si se repite un confinamiento como el de marzo
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

Castilla y León cerrará los colegios si se repite un confinamiento como el de marzo

Pasillo de un centro de educación infantil

La Junta descarta por ahora el cierre de los colegios al ser entornos seguros y solo lo contemplaría en caso de un confinamiento "general".

La consejera de Educación, Rocío Lucas, descartó hoy el cierre de los centros educativos al considerar que son entornos seguros y responsables y apuntó que esa medida solo se contemplaría en el caso de un confinamiento "general" como ocurrió en marzo del año pasado, cuando se declaró el estado de alarma en toda España por la pandemia del COVID-19.

 

Las comunidades y el Ministerio creen que los colegios son lugares seguros y así se está demostrando con los datos, aunque la vuelta de las vacaciones de Navidad ha aumentado el número de positivos y aulas cerradas, que no obstante es muy reducido. La consejera de Educación ha reconocido que, tras la vuelta de las vacaciones de Navidad, ha habido un mayor impacto de la pandemia en los centros educativos, con un incremento de la aulas cuarentenas, que está relacionado con el aumento de la incidencia del virus en la sociedad y en las calles.

 

En todo caso, las aulas cuarentenadas hasta ahora no llegan a un porcentaje para considerar que es un elemento que "incide" de forma importante en la propagación del COVID. No en vano, precisó que las 368 aulas cuarentenadas a día de hoy suponen el 2,1 por ciento de las 17.000 existentes en toda la Comunidad.   

 

En todo caso, no se plantea cerrar los colegios como ocurrió en marzo, pero Castilla y León sí baraja una opción. Según ha reconocido la consejera Lucas, sería en caso de repetirse un confinamiento 'total' como el de marzo, algo que ha pedido la Junta de Castilla y León desde hace días. De hecho, quiere cambios en el decreto de estado de alarma para que confinar domiciliariamente sea posible, ha pedido confinarse voluntariamente y no salir de casa más que para lo imprescindible y parece que es una opción, pero con excepciones.

 

De hecho, desde la Junta consideran que la educación obligatoria sería lo último que tendria que parar. En Educación creen que sólo lo haría si se repite la situación de marzo, con la primera ola de coronavirus, cuando se tuvo que interrumpir el curso escolar, que no volvería a retomarse.

Noticias relacionadas