Castilla y León cerrará colegios si lo dice el Gobierno, insiste en suspender la Semana Santa y evitar transporte público

(Foto: USAL)

Castilla y León solo cerrará colegios si hay una decisión del Gobierno o es unánime en las comunidades

La Junta de Castilla y León ha decidido no cerrar todos los colegios, centros educativos y universidades públicas y privadas ante el avance del coronavirus, pero lo hará si lo decide el Gobierno o es unánime entre las comunidades. De hecho, en Miranda de Ebro y Burgos sí se suspende toda la actividad educativa. En una comparecencia institucional, el gobierno regional ha anunciado que insistirá en suspender la Semana Santa y en no usar el transporte público. Castilla y León registra 92 casos confirmados, y hoy se han conocido 21 nuevos infectados, 63 en aislamiento domiciliario y 12 personas en UVI.

 

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha pedido tranquilidad por "una situación difícil y sin precedentes" de la que vamos a salir adelante. Ha asegurado que es una cuestión de Estado y que todas las acciones deben ser globales. "Hemos trasladado al Gobierno de la nación que estamos dispuestos a respaldar todas las medidas que adopte", ha insistido sobre la lealtad de la Junta. "Vamos a trabajar de forma incansable para superar lo antes posible esta situación", ha dicho Mañueco que ha pedido un "comportamiento personal responsable" de todos los ciudadanos porque "es determinante".

 

El vicepresidente Francisco Igea ha anunciado para Miranda de Ebro que se suspenden todas las actividades en centros de día y de mayores, en todas las instalaciones públicas, la higienización de los medios de transporte, reforzando las medidas ya tomadas este miércoles. En Burgos ha anunciado la cuarentena social que ya había anunciado el alcalde y recomienda a los ciudadanos permanecer en sus domicilios, suspender el transporte urbano y todos los actos públicos y evitar lugares concurridos.

 

Igea ha anunciado que ha pedido a la Conferencia Episcopal que se suspendan las celebraciones de la Semana Santa en toda Castilla y León como ya avanzó este miércoles por el riesgo elevado de transmisión.

 

Para el global de Castilla y León, Igea ha reiterado que hay que evitar el uso de los transportes públicos, muy especialmente en aquellos casos procedentes de lugares de gran incidencia de casos porque no se pueden guardar las distancias. "Estas medidas son las medidas que van a conseguir el aplanamiento de la curva de contagios", ha dicho.

 

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha empezado alertando sobre los bulos sobre la pandemia del coronavirus y ha pedido acudir solo a fuentes oficiales. Ha confirmado que los casos van progresando, tanto en España como en Italia, y nuestro país ha ido escalando entre los más afectados. Por ahora, ha insistido en que Castilla y León "está en un escenario de contención, pero estamos rodeados" de territorios con muchos casos como Madrid o Álava. "Miranda parece contenida", ha añadido la consejera sobre las medidas extraordinarias, pero en Burgos están creciendo los casos. 

 

La consejera ha pedido estar pendientes de las medidas necesarias en función de unos escenarios cambiantes y ha descrito un plan de contingencias en tres niveles en función de la importancia y cantidad de los casos que ingresen, los ingreses urgentes o el personal sanitario afectado. Según el nivel, se implantan actuaciones diferentes. También ha insistido en que hay stock suficiente de equipos de protección para los profesionales, pero también que está llegando más material que se ha solicitado. Ha añadido que el teléfono del coronavirus ha pasado de 300 llamadas diarias a cerca de 4.000. Ha pedido que aquellos que no han llamado y van directos a los centros de salud, avisen de su llegada, lleven mascarilla e intenten alejarse del resto de ciudadanos.

 

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este jueves nuevas medidas de contención reforzada para toda la Comunidad un día después de poner en marcha las primeras medidas para intentar frenar el avance del coronavirus. Lo ha hecho minutos después de que el alcalde de Burgos haya anunciado el cierre de todos los colegios en la capital burgalesa (provincia en la que hay 61 casos) idéntica medida a la decretada para Miranda de Ebro este miércoles.

 

Este miércoles la Junta desgranó dos paquetes de medidas, uno para el caso concreto de Miranda de Ebro, localidad que concentra buena parte de los casos registrados en Castilla y León, y donde se han tomado medidas de contención reforzada. Y otro paquete de limitaciones y recomendaciones para el resto de la Comunidad, que incluían no usar el transporte público, limitar actos multitudinarios o la posible suspensión de los actos de Semana Santa.

Noticias relacionadas