Cyl dots mini

Casado da esperanzas aunque la situación "es grave": el toque de queda funciona y la curva "se está aplanando"

La consejera de Sanidad, Verónica Casado. Foto: Ical

La consejera afirma que el toque de queda está siendo eficaz pero que la situación "sigue siendo grave" en Castilla y León. Baja la contagiosidad y abre una opción para evitar el colapso hospitalario.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha señalado que en las últimas 24 horas se han comunicado 1.364 casos para un total de más de 96.000 en Castilla y León. "La situación sigue siendo grave", ha asegurado, con la comunidad cerca de los 900 casos por 100.000 habitantes, pero ha reconocido una "tendencia a frenar" y que la curva "se está aplanando". "La situación es grave, existe una transmisión comunitaria en la comunidad, especialmente en algún municipio", ha afirmado.

 

En Ávila la tendencia es creciente; en Burgos hay un leve crecimiendo; en León se ha estabilizado la situación; en Palencia tendencia decreciente; en Salamanca se produce un leve descenso; Soria está en tendencia dicretamente creciente; Valladolid en ligero descenso; y Zamora, tendencia creciente. En la última semana se han declarado 10.188 casos con 588 casos por 100.000  habitantes, "pero desde el toque de queda estamos viendo una tendencia a frenar la grave subida desde el 1 de octubre, y sigue habiendo crecimiento pero esa curva se está aplanando" en Castilla y León.

 

A pesar de ello, ha justificado la entrada en vigor de las nuevas medidas aprobadas para los próximos 14 días, con el cierre de hostelería y centros comerciales. El toque de queda sigue, y ha dado buenos resultados, y el confinamiento perimetral se mantiene hasta al menos el 9 de noviembre. "Nuestros centros hospitalarios están soportando una sobrecarga importante y nuestra previsión es que pueda subir, salvo que rebajemos la contagiosidad", ha asegurado.

 

El índice de contagiosidad está en 1,01, al borde de bajar de 1, lo que indicaría una menor reproducción de los contagios, que empezó a crecer en octubre, pero ahora está bajando en todas las provincias, con Salamanca en 0,999. La transmisión comunitaria sigue existiendo y la consejera ha pedido "limitar los contactos al máximo" porque "el hambre de querer estar juntos" es lo que ha podido hacernos llegar a esta situación actual, también en el mundo rural.

 

La incidencia a 14 días "es alta" en las provincias: en Ávila, de 659 casos por cada 100.000 habitantes; de 1.055 en Burgos; de 712 en León; de 925 en Palencia; de 464 en Segovia; de 538 en Soria; de 893 en Salamanca; de 759 en Valladolid; y de 910 en Zamora.

 

En capitales de provincia, 822 en Ávila; 1.379 en Burgos; 827 en León; 892 en Palencia; 507 en Segovia; 459 en Soria; 1.180 en Salamanca; 740 en Valladolid; y de 931 en Zamora. En otras grandes localidades de la Comunidad, es de 858 en Aranda de Duero; de 693 en Arroyo de la Encomienda; 1.003 en Laguna de Duero; 555 en Medina del Campo; 551 en Miranda de Ebro; 827 en Ponferrada; y 845 en San Andrés del Rabanedo.

 

"Sé que todos estamos cansados, incluso la OMS le ha puesto un nombre, fatiga pandémica", que ha definido como "un hartazgo" porque esto "va a durar muchos meses" pero "tenemos que tener claro que vamos a salir de esta, debemos resisitir, pero solo unidos vamos a ser capaces de salir de esta situación". "Tenemos que ser consciente de los riesgos, que tenemos un virus que no podemos atacarlo de otra manera que minimizando nuestro contacto en burbujas, jugamos con mucha desventaja, no contamos con tanques", ha asegurado antes de recordar que es importantísimo ventilar hogares. "Esto va a acabar" y "estamos trabajando para que sea con el menor número de bajas". "Va a acabar, aunque nos lleve tiempo esto va a acabar,  hay un horizonte" y "la única manera de conseguirlo es hacerlo todos juntos". "Volveremos a abrazarnos", ha terminado.

 

"No tenemos que esperar a tener una legislación que permita el confinamiento domiciliario, tenemos que hacer un confinamiento inteligente, ser capaces de quedarnos en casa lo más posible" y evitar reuniones familiares en lugares poco ventilados. Ha recordado que los contagios en el ámbito familiar, junto con los sociales, suman el 60-70% de los contagios.