Casa Social Católica y Deportivo de La Coruña rindieron homenaje a la figura de Fernando Gordo

Un lance del encuentro. Fotos: Javier Ruiz-Ayúcar

Auspiciado por la familia del homenajeado. Su sobrina María Gordo Perdiguero milita en el Deportivo tras pasar por la Casa Social.

El equipo de Primera Regional Femenina de la Casa Social Católica y el conjunto de Segunda Nacional Femenina del Real Club Deportivo de la Coruña han celebrado este domingo un emotivo y vistoso encuentro sobre el cesped del Municipal Adolfo Suárez durante la disputa del Memorial Fernando Gordo.

 

El mayor nivel de las gallegas ha terminado por imponerse, con un resultado de 0-3, en un partido en el que lo de menos era el marcador y lo verdaderamente importante el recuerdo de Fernando Gordo, abulense que falleciera en 2008 a los 36 años de edad mientras disputaba un partido de fútbol sala.

 

La iniciativa ha estado auspiciada por la famila del homenajeado y en especial por su hermano Carlos, cuya hija, María Gordo Perdiguero, juega en el Deportivo de la Coruña tras ser un emblema de la Casa Social Católica. Ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Ávila, que se ha mostrado abierto a repetir la experiencia.

 

María Gordo, en la banda con peto amarillo, partió en el banquillo.

 

La hinchada acompañó al equipo gallego.

Noticias relacionadas