Carta abierta a Pablo Casado

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Ávila (FAVA) dirige esta carta a Pablo Casado, Vicesecretario General de Comunicación del Partido Popular.

"Sr. Casado, ya conocemos los Presupuestos Generales del Estado que se llevarán en próximas fechas al Congreso de los Diputados. Hemos podido comprobar que nuestra querida Ávila, una vez más, sale mal parada en los mismos. El año pasado ya fue malo, pero este será aun peor, ya que lo presupuestado es inferior en un 20 % a lo del año anterior.

 

No entendemos el por qué siempre somos la cenicienta en la llegada de recursos a nuestra provincia. ¿Qué hacemos tan mal para merecer este trato?. Tanto la Junta de Castilla y León como el Gobierno Central parecen tenernos cierta ojeriza.

 

El “AVE” sobrevoló nuestra provincia pero no se posó. Viajar a Madrid en tren supone un aumento del tiempo con los años, en vez de lo contrario. Nos ponen una autopista pero hay que pagar por usarla. El Museo del Prado parece que estará siempre a 110 kilómetros de distancia, porque el nuestro parece que va para largo, a pesar de que hace tiempo que vino por aquí un Ministro, que decía llamarse a sí mismo “desatascador de profesión” y que su misión iba a ser desatascar esta cuestión tan antigua. Pues parece que tampoco este fontanero limpiará las cañerías. Y, en ciertos tratamientos médicos, nuestro Consejero de Sanidad sigue empeñado, como si fuera aquel señor erre que erre, en obligarnos a hacer turismo por distintas provincias para que nos trate diez minutos el especialista.

 

Pero, en algunas cosas, Sr. Casado, compartimos el liderazgo con otras provincias, aunque en lo negativo. Tenemos una de las tasas de paro más altas. La población más envejecida. Y Una tasa de industrialización paupérrima y sin ningún plan a la vista que pudiera cambiar esta tendencia, con dos de nuestras principales empresas en constante amenaza.

 

Hemos tenido personas importantes en los Gobiernos de la nación, que tuvieron la fortuna de nacer en nuestra querida tierra, pero eso tampoco sirvió de nada, venían mucho por aquí pero las perras se quedaban por allí.

 

Ahora le tenemos a usted muy cercano a nuestro Presidente y esperamos que eso pueda servir de una vez para no seguir más tiempo ocupando el furgón de cola. No queremos que usted defraude a la provincia que lo mantiene en el Congreso de los Diputados. Usted mismo afirma que los presupuestos “no son los que le hubieran gustado, que no le satisfacen, pues, “amigo nuestro”, el camino se demuestra caminando, así que a trabajar para cambiarlos.

 

Al final, los ciudadanos, siempre tenemos el poder de cambiar las cosas y de cambiar, también, a todos aquellos que tienen el poder para cambiarlas.

 

Por tanto, Sr. Diputado, le rogamos, le imploramos, le pedimos, le exigimos, que no se nos defraude una vez más. Esfuércese por ganarse nuestro favor, al final siempre somos agradecidos.

 

Es hora de pasar de los parabienes y saludos de manos a ellos y besos para ellas y hacer algo más. Es hora de los hechos y las realidades. Esta provincia se lo merece,nosotros nos lo merecemos.

 

Todavía estamos a tiempo".