Carlos García pide a la Junta que “sopese" el daño que el cierre hará a la hostelería de Arévalo
Cyl dots mini

Carlos García pide a la Junta que “sopese" el daño que el cierre hará a la hostelería de Arévalo

Carlos García, presidente del PP de Ávila y de la Diputación Provincial.

Teme que el cierre del interior de los locales suponga “el golpe definitivo a muchas empresas hosteleras de Arévalo que han resistido estoicamente durante todo este tiempo”

El presidente del PP de Ávila y de la Diputación Provincial, Carlos García, aseguró hoy que la Junta de Castilla y León debería “sopesar el daño que se va a hacer a la hostelería de Arévalo si se cierra el interior de los establecimientos” al haber superado la ciudad, “por escasísimo margen”, los 150 casos por cien mil habitantes de incidencia de la COVID-19.

 

"La vacunación avanza, confiamos en que en las próximas semanas se dispare exponencialmente, y el cierre del interior de los locales puede suponer el golpe definitivo a muchas empresas hosteleras de Arévalo que han resistido estoicamente durante todo este tiempo”, afirmó el presidente de los 'populares' abulenses, según recoge un comunicado del PP.

 

“Estamos hablando de que Arévalo tiene 150,6 casos por cien mil habitantes cuando el límite marcado por la autoridad sanitaria es de 150. Con este dato, creemos que se podría hacer una interpretación a favor de quienes, si se cierra el interior de sus negocios, volverán a ver en peligro su modo de vida”, añadió.

 

Por esta razón, Carlos García abogó por que el Gobierno autonómico “actúe con cierta flexibilidad y valore los esfuerzos por el cumplimiento de las medidas sanitarias, de protección e higiene que la hostelería viene tomando desde que se desató la pandemia”, de manera que “permita trabajar, en la línea que lo vienen haciendo, a los hosteleros que son ejemplo de responsabilidad frente al virus”.