Carlos García asegura que la radioterapia en Ávila "debe ser posible en 2020"

De izquierda a derecha, Alicia García, Carlos García y David Beltrán. Foto: Nicolás García.

Con estas palabras el presidente del Partido Popular de Ávila lamenta que Verónica Casado "juegue con las esperanzas de los pacientes oncológicos de la provincia".

Carlos García, presidente del Partido Popular en Ávila, ha insistido en que la formación política local "pide celeridad" para que la radioterapia "sea una realidad en Ávila en el 2020", ya que lamentan que Verónica Casado con sus declaraciones "juegue con las esperanzas de los pacientes oncológicos y las de sus familias, ante una necesidad que es básica".

 

Acompañado de Alicia García, diputada nacional del PP por Ávila, y David Beltrán, futuro procurador en las Cortes por Ávila, el también presidente de la Diputación Provincial ha hablado sobre varios temas de la actualidad abulense.

 

Carlos García afirma que desde el PP de Ávila "lamentamos que 'vuelve a llover sobre mojado' con el tema de la radioterapia en Ávila", por ello solicita que "se adjudique el proyecto lo antes posible", ya que "la mayoría de la sociedad abulense está demandando este servicio".

 

Además, el popular ha aprovechado la ocasión para hablar de la polémica suscitada a raíz de las declaraciones que realizó Pedro Pascual, en las que admitió manipular listas de espera en el Hospital Provincial.

 

"Mostramos nuestra mayor incredulidad ante estas palabras, ya que con ellas se está poniendo en tela de juicio el trabajo ejemplar que realizan a diario centenares de profesionales de la salud", ha declarado.

 

Por ello, García entiende que "la falta de ética, de moral y de profesionalidad mostradas por Pascual son motivos más que suficientes para que no permanezca ni un minuto más en un cargo público".

 

Para terminar, el presidente del PP provincial ha declarado que "está demostrado que el PSOE no defiende al mundo rural, ya que está asfixiando a la economía municipal de Ávila". En concreto, detalla que "en el 2014 la liquidación de los tributos afectó a la Diputación en 1'96 millones de euros, en el 2015 en 1'23 millones, en el 2016 en 760.000, y en el 2017 se estima en más de 1'5 millones".

Noticias relacionadas