Cáritas hace una llamada a la solidaridad de los abulenses en el Día del Amor Fraterno

Rueda de prensa de Cáritas Diceocesana de Ávila. (Foto: Archivo).

Se conmemora en la jornada de este Jueves Santo.

Ante la irrupción del coronavirus y el sufrimiento que va dejando a su paso, desde Cáritas Ávila queren recordar lo que en estos días celebramos: la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y la llamada a vivir la fraternidad, haciendo vida el mandamiento nuevo del amor.

 

El día de Jueves Santo, Día del Amor Fraterno, es un día "grande e importante para, desde nuestra oración personal, tener muy presente en nuestro corazón a todos los que sufren o están en primera línea de esta pandemia que estamos viviendo", lo que "nos ayuda a todos a estar más unidos y sostenernos en la dureza de la situación. "En el Día del Amor fraterno, que celebramos este Jueves Santo, Jesús nos invita a sentarnos a su mesa, a compartir el pan y la vida, a aprender la lección del servicio", añaden desde Cáritas.

 

Como Iglesia, Cáritas está viviendo estos momentos con toda su responsabilidad ciudadana, con la solidaridad fraterna hacia las personas afectadas y más empobrecidas de la ciudad amurallada, y con la confianza de que en estos tiempos de dificultad "nos sostiene la esperanza". "Estamos disponiéndonos a un nuevo y exigente ejercicio de fraterna solidaridad ante las consecuencias económicas y sociales que se temen como consecuencia de este problema global", explican.

 

Desde que empezara esta crisis, con el lema “La Caridad” no cierra, Cáritas no ha dejado de estar al lado de quien más lo necesita, a través de acciones que se han tenido que ir adaptando a las difíciles circunstancias que estamos viviendo.  En este sentido, se sigue atendiendo y acompañando, cumpliendo estrictamente la normativa que exige el Estado de Alarma, en cada uno de los programas que Cáritas tiene.

 

La atención a las familias más vulnerables se ha reforzado y ha continuado su acción social y de acompañamiento con aquellas familias con las que ya Cáritas trabajaba, atendiendo también urgencias que van llegando, así como aquellas personas o familias que son derivadas desde los Servicios Sociales. Cáritas, en estas semanas, ha puesto un acento muy especial en llegar a todas las familias, a través de acciones en su domicilio, haciendo acompañamiento telefónico o  a través de internet, acciones de alimentación, de orientación laboral, de ayudas de emergencia, siendo creativos con actividades lúdicas o formativas. Pero sobre todo, consiguiendo que ninguna familia se quede sin cubrir sus necesidades básicas. Los servicios a los pobres se intensifica y cada gesto cuenta.

 

Misión de Cáritas

 

Por ello, desde Cáritas agradecemos especialmente a todos los agentes de la institución, sacerdotes, voluntarios, contratados, socios, donantes y empresas colaboradoras, el esfuerzo que están realizando estos días para cumplir y apoyar la misión de Cáritas. Y anima a la ciudadanía a mantener y reforzar su carácter solidario, para poder seguir ayudando, ahora y en el futuro, a las personas más vulnerables.

 

Desde Cáritas siempre hemos tenido una máxima en nuestra acción: “si tenemos necesidades y no ‘hay’, lo buscamos hasta que haya, y si ‘hay’ para eso nos lo dan”. Y siempre hemos echado una mano cuando ha sido necesario. Dios provee siempre.

 

La fraternidad alumnbra la esperanza

 

Desde Cáritas Diocesana de Ávila animan en este Jueves Santo a sumarnos al gesto que compartiremos a nivel nacional: “la fraternidad alumbra la esperanza”. Se trata de encender una vela en el momento de compartir la cena, acompañado de una oración. Con este gesto, queremos unirnos a Jesús en su Última Cena y a todos por los que Él se entrega. En un día donde se nos pide “aislarnos”, cuando solo hemos podido celebrar la Eucaristía a través de las pantallas de los medios de comunicación, nos sentimos, si cabe, más unidos entre nosotros, más “en común-unión con todos y con toda la humanidad sufriente, alumbrando, de esta manera, la Pascua que esperamos.

 

Y recordan, asimismo, que dentro de la campaña “Cada gesto cuenta”, Cáritas Diocesana de Ávila ha habilitado una cuenta para donaciones, apelando a la solidaridad de todos: BANKIA - ES76 2038 7725 2268 0003 9248. También para este fin, pone a disposición de los abulenses el número de teléfono 920 35 23 40 Ext.4.