Cáritas entrega sus premios como cierre a la campaña de concienciación por un trabajo decente

Como colofón a su campaña por un trabajo decente que arrancaba el pasado mes de noviembre, Cáritas Diocesana de Ávila celebrará en la tarde del miércoles 22 de marzo la entrega del I Premio a la Empresa abulense socialmente responsable.

Un galardón que, en esta primera edición, ha recaído en la empresa FAEMA, reconociendo así su buena gestión, al estar contribuyendo actualmente a generar trabajo decente en nuestra ciudad. Dentro de esta campaña, Cáritas también realizará un reconocimiento público al grupo de teatro SUBE@SCENA, ganador del concurso de microteatro por su representación escénica de una de las situaciones reales de explotación laboral que se están dando en la actualidad.

 

Cáritas Dicoesana de Ávila, como organización de Iglesia, y siguiendo el camino abierto por el Papa Francisco, renueva su compromiso de seguir pidiendo un trabajo decente para las personas, para ello puso en marcha una campaña de sensibilización sobre la necesidad de trabajo decente para la dignidad de las personas y el progreso de una sociedad. El trabajo decente debe de estar en la agenda política, en las agendas de las entidades sociales y empresariales, en nuestras agendas personales. Y también en las propuestas de nuestra Iglesia.

 

Toda la sociedad está llamada a visibilizar y denunciar, a través de todos los medios al alcance, la situación de desigualdad en el acceso al trabajo decente y la negación de dignidad que esto supone. Todos y todas podemos hacer algo desde nuestras organizaciones y lugares de compromiso.

 

Desde Cáritas trabajan por dar voz a personas que viven una situación difícil respecto al empleo dando a conocer una realidad que nos trasladan día a día en diferentes programas de atención.

 

Esta campaña se inició en el mes de noviembre de 2016 y ha tratado de visibilizar la situación laboral de Ávila, señalando las situaciones de explotación laboral y sacando a la luz a empresarios que fomentan la conciliación familiar y laboral y que tratan diligentemente a sus trabajadores.

 

Dicha campaña ha tenido tres vertientes:

  • Sensibilizar a la población joven, que están estudiando formación profesional, y que próximamente se van a incorporar al mercado laboral, de la realidad del mercado de trabajo en el que se van a encontrar cuando terminen sus estudios. (Debemos de agradecer a los institutos y colegios de nuestra ciudad que han colaborado en ello).

  • Visibilizar la explotación laboral, a través de cortos, hechos por adolescentes, que reflejen esa situación.

  • Reconocer la labor de una empresa, que tiene como norma, el buen trato a sus trabajadores, facilitando la integración de la vida laboral y personal.

 

Noticias relacionadas