Candeleda y El Raso, un verano atípico por la pandemia del Covid-19

Ferias de Agosto de Candeleda el pasado año. (Foto: Archivo).

Hubieran celebrado diferentes fiestas en agosto y septiembre.

Candeleda y El Raso viven un verano atípico, como el resto de municipios y ciudades de España por el Covid-19. La semana próxima se celebrarían las Ferias de Agosto, pero las condiciones de seguridad sanitaria por la pandemia del nuevo coronavirus han hecho que el Ayuntamiento en una "decisión correcta y necesaria" suspendiera la celebración de estos actos.

 

Este año, los vecinos de esta localidad del sur de la provincia de Ávila recordarán todas las actividades culturales, artísticas y deportivas, así como los esperados festejos taurinos, las verbenas y los tradicionales toros de fuego.

 

Además, el segundo domingo de septiembre se celebrarían las fiestas patronales en honor a la Virgen de Chilla con la Romería al Santuario de Nuestra Señora de Chilla, patrona de Candeleda. Y ya por último las Fiestas de la Vela, que tendrían lugar el tercer domingo de septiembre.

 

Pese a ello, Candeleda y El Raso contemplan una actividad apasionada en estas fechas. Con un entorno rural inmejorable, una oferta amplia de hostelería, restauración, comercio, cultura, patrimonio, una plaza del castillo, una plaza mayor y zonas adyacentes delimitadas al tráfico para favorecer la circulación de cientos de personas que recorren las calles céntricas de este municipio para realizar turismo, hacer sus compras, y también para degustar las excelentes tapas de bares y restaurantes de la zona y de nuestro entorno.

 

Turismo seguro

 

"No es un buen verano, obviamente, pero la crisis se está sorteando de la mejor manera posible, con una oferta de primera calidad", explican desde el Ayuntamiento de Candeleda. A ello se suma, un turismo seguro, en cuanto a que se han tomado todas las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias para evitar los contagios por coronavirus.

 

Desde el Ayuntamiento de Candeleda quieren hacer un llamamiento a la prudencia de los más jóvenes y de la ciudadanía en general para evitar posibles rebrotes, insistiendo en que es posible disfrutar de lo que queda de verano con un comportamiento responsable.