Cyl dots mini

Calles vacías y establecimientos cerrados en un sábado extraño en Ávila

Establecimiento cerrado en el centro de Ávila por la crisis del coronavirus.

Muchos abulenses dan ejemplo y se quedan en casa ante la crisis del coronavirus en el país

Las recomendaciones del Gobierno de España y de las autoridades sanitarias para que los ciudadanos tengan conciencia de que se tienen que quedar en casa en la medida de lo posible para evitar la propagación del coronavirus están haciendo su efecto en la capital abulense. Muchos comercios del centro, que habitualmente se encuentran llenos de gente en el fin de semana, han echado el cierre por responsabilidad ciudadana para parar el contagio entre la población. Tiendas de souvenirs, pastelerías, tiendas de fotografía, establecimientos de comida rápida y algunos bares y restaurantes están dando ejemplo ante esta crisis sanitaria.

 

Un ejemplo de calle comercial vacía es la calle Estrada, una vía muy concurrida habitualmente y que da acceso directo a la plaza de Santa Teresa. En este lugar muchos empresarios han decidido bajar la persiana de su negocio hasta que se normalice un poco la situación, y en sus escaparates han colocado un cartel bajo el hashtag #yomequedoencasa. También para concienciar a aquellos que todavía se resisten a obedecer las recomendaciones de las autoridades.

 

Una estampa que se repite en el mismo ‘Grande’, con menos gente que un sábado normal, y donde en este día no se repiten imágenes tan comunes como las fotos de los visitantes con la muralla al fondo. Sin embargo, de los pocos que quedan y se atreven, lo hacen con sus mascarillas para protegerse y proteger a los demás.

 

También en la calle San Segundo, un espacio habitual de reunión para tomar cañas y aperitivos al mediodía, cuyas terrazas permanecían recogidas. Sin duda un día atípico de entre los muchos que nos quedan por delante.