Calderón espanta el pesimismo

Manu Moreira encara a Raúl en un lance del encuentro. (Foto: Edgar Palomo)

El Real Ávila vuelve a dar la cara contra uno de los equipos de arriba y se impone por la mínima al Atlético Astorga

Real Ávila: Alberto, Sito Cruz, Edu López, Garretas, Llorián, Peli, Moreira (Diego Ortiz), Domingo Pérez, Calderón (Mayorga), Javi de Mesa, Rubñen Ramiro (Sergio Rivera).

Atlético Astorga: Raúl, Sergio, Jorge, Uña, Jordan Blaise, Gonzalo, José Manuel (Diego Peláez), Taranilla, Santín, Javi Amor (Albertín), Javi García.

Importante victoria por la mínima del Real Ávila ante otro de los rivales directos por ocupar una de las plazas de playoff de ascenso, en este caso el Atlético Astorga, que pasó casi de puntillas por el Estadio Municipal Adolfo Suárez. Los abulenses por su parte se querían desquitar ante su gente de los dos disgustos en forma de derrotas ante Júpiter Leonés y Club Deportivo Becerril, por lo menos para luchar en lo que queda de campeonato por su gente y el escudo.

 

Jonathan Prado apostó por un equipo ofensivo, donde Rubén Ramiro ocupó la posición de enganche por detrás del punta, en manos de Calderón, que volvió a ser protagonista con otro gol haciendo olvidar a Rubo en el minuto 7 tras un buen centro desde la banda derecha de Manu Moreira. Muy pronto se adelantaban los locales que manejaban el ritmo del partido con Peli y Domingo Pérez como anclas y con la insistencia de De Mesa y Moreira por los costados.

 

Sin embargo, los leoneses conscientes de lo mucho que se jugaban sobre el tapete del Adolfo Suárez, dieron un paso adelante a partir del minuto 25 cuando un disparo de Javi Amor fue repelido por Alberto tras una indecisión por parte de la defensa encarnada.

 

Era el primer susto para los de Prado, que tendrían su réplica en el 33 con un disparo de Moreira, aunque muy centrado que se chocó con el cuerpo de Raúl. A punto estuvieron los de Miguel Ángel Miñambres de establecer las tablas antes del descanso tras un saque de esquina que remató completamente solo Gonzalo, aunque se encontró con un gran Alberto que rechazó el balón tras un espectacular escorzo.

 

Tras el paso por los vestuarios las ocasiones claras se diluyeron por ambos bandos. El control del partido siguió de la mano de los de rojo, y el Astorga no pudo llegar de manera clara a los dominios de Alberto. En el minuto 80 tras un pase al hueco de Mayorga, De Mesa se interna en el área dejando atrás con su regate a Jordan Blaise que comete penalti tras barrer el balón con la mano.

 

Pudo sentenciar el choque Peli pero su lanzamiento desde los 11 metros se fue otra vez, y ya van unos cuantos, por encima del larguero, errando el Ávila otra vez un penalti. Incluso tuvo en el descuento el gol Mayorga, que tras una serie de bicicletas, su disparo tímido con la puntera acabó manso a las manos de Raul. Al final 3 puntos muy importantes para un Real Ávila que se crece una vez contra los equipos de arriba, pero que se muestra muy irregular con los de abajo.