CaixaBank y Fundación Ávila apoyan el proyecto ‘Talleres de Estimulación cognitiva’ de Afávila
Cyl dots mini

CaixaBank y Fundación Ávila apoyan el proyecto ‘Talleres de Estimulación cognitiva’ de Afávila

CaixaBank y Fundación Ávila apoyan el proyecto ‘Talleres de Estimulación cognitiva’ de Afávila

El proyecto, incluido en la ‘Convocatoria de Acción Social 2021’ de ambas entidades, trabaja terapias no farmacológicas que frenan el avance de la enfermedad

Afávila ha firmado un acuerdo de colaboración con CaixaBank y Fundación Ávila, en el marco de la ‘Convocatoria de Acción Social 2021’ que desarrollan ambas entidades, y que permitirá llevar a cabo el proyecto de Talleres de Estimulación cognitiva en un año tan complejo debido a la pandemia de la Covid-19.

 

Los talleres de estimulación cognitiva tendrán lugar durante los meses de mayo a diciembre de 2021 están apoyados con 3.500 euros, lo que permitirá beneficiar a medio centenar de  personas. Afávila lleva más de 25 años ofreciendo terapias cognitivas que proporcionan mejor calidad de vida a las personas que padecen Alzheimer y a sus familias. Son un conjunto de intervenciones dirigidas a la movilización del pensamiento, el lenguaje, la atención, las actividades diarias y las emociones.

 

En los talleres terapéuticos de Áfavila trabajan con el modelo de atención centrada en la persona. Porque, subrayan, “cada persona es única” y en función de esta premisa dan valor a aquello que es importante para cada uno; historia de vida, aficiones, intereses, vivencias, necesidades particulares y concretas, capacidades etc…

 

Para todo ello realizan entrevistas con la familia y con cada persona, les preguntan cómo quieren ser tratados y atendidos, qué les gustaría y qué esperan de Afávila. “Nos acercamos a sus necesidades e intentamos dar respuestas acordes a ellas”, apuntan desde la asociación.

 

En los talleres grupales es donde la necesidad humana de mantener relaciones sociales con un grupo de iguales se ve cubierta. Es este un aspecto de vital importancia, ya que en personas que padecen algún tipo de deterioro cognitivo o demencia las relaciones sociales suelen verse disminuidas, bien por el aislamiento voluntario de la persona, bien por la incomprensión del entorno, viéndose en muchas ocasiones, reducida al ámbito familiar.

 

Si a esto le sumamos el aislamiento social asociado a la pandemia de COVID-19 nos encontramos con muchas personas que tienen esta necesidad totalmente al descubierto. De la mano de las relaciones sociales van emociones como la autoestima, el estado de ánimo, la ilusión, la esperanza… Es gracias al grupo social que estas emociones puedan mantenerse activas. La recompensa y validación individual de la persona es fundamental y surgen amistades que favorecen el estado de ánimo y la autoestima.

 

El trabajo cognitivo específico está relacionado con las áreas que se ven afectadas en las demencias. Afávila trabaja la atención, el lenguaje, la memoria, el cálculo, el razonamiento, la coordinación y la percepción. Las actividades han ido evolucionando desde el trabajo tradicional de lápiz y papel hasta el uso de nuevas tecnologías con aplicaciones específicas de estimulación cognitiva en tablet y ordenador, videoproyecciones y sala Snoezelen o de inmersión sensorial.

La adquisición de rutinas diarias ricas en actividades favorece la minimización de los síntomas y emociones como la motivación. Muchas personas con deterioro cognitivo o demencia tienen el sentimiento de no ser válidos para la sociedad ni para sus familias. Este sentimiento tiende a desaparecer cuando se incorporan a los talleres. No solo pueden realizar diferentes actividades, sino que encuentran el soporte y recompensa que necesitan.

 

El bienestar emocional unido a la ejercitación de las capacidades cognitivas es la clave para frenar el avance del Alzheimer u otras demencias, pero también es la clave para un envejecimiento saludable y una prevención de cualquier enfermedad. Los talleres de estimulación cognitiva son mucho más que hacer ejercicios, son una vía de autorrealización, un lugar en el que ser uno mismo, un entorno seguro y emocionalmente positivo.

 

Afávila es una entidad de carácter social que se dedica la atención directa de personas con Alzheimer u otras demencias y a sus familias y/o cuidadores.