¿Buscas un enclave ideal para tu boda? La Sierra de Gredos es lo que necesitas

Toda pareja quiere para su ceremonia de bodas una idea creativa y original. Las novias suelen ser las más insistentes en que el día sea totalmente mágico, desde su llegada al lugar de la ceremonia, hasta el banquete y la fiesta final.

 

Hoy en día hay muchas opciones para conseguir una boda muy original, pero cualquier novia sabe que no hay nada como una boda con encanto al aire libre. Las Bodas especiales a medida son una de las especialidades del Hotel Mirador de Gredos, ubicado en la Sierra de Gredos.

 

Se trata de un hotel sin competencia que, entre sus promociones, ofrece la posibilidad de organizar bodas personalizadas que destacarán por la belleza de los espacios naturales y arquitectónicos de los que disponen.

 

Sabemos que es difícil escoger el sitio perfecto donde celebrar una boda original. Novios e invitados quieren de disfrutar de un evento mágico y lleno de personalidad, donde reinen los detalles, la personalización, para que se convierta en un recuerdo inolvidable para todos.

 

 

Una boda inolvidable de ensueño

El hotel está preparado para brindar a los novios y a sus invitados una experiencia inolvidable. Tiene una gran capacidad y destaca por el encanto natural que solo su localización, a los pies de las montañas de la Sierra de Gredos, puede ofrecer.

 

Se trata de un hotel 4* de gran capacidad para bodas, que cuenta con grandes salones y jardines para bodas. Espectacular Hotel 4*, el Hotel Mirador de Gredos permite a sus visitantes disfrutar de salones interiores diáfanos llenos de luz natural y una acogedora chimenea.

 

Además, posee 96 habitaciones que garantizan el máximo confort a los invitados, dentro de las que se incluyen estancias especiales como la Suite Nupcial, apartamentos y Junior Suites.

 

La sala de fiestas es propia del hotel y garantiza tener todo lo necesario para que la boda sea un éxito y, tanto invitados, como novios, disfruten al máximo.

 

El encanto de la Sierra de Gredos

El lugar cuenta con una hermosa finca y jardines situados sobre el pueblo de Barco de Ávila y el río Tormes, con vistas a la impresionante sierra de Gredos.

 

El Patrimonio natural de la Sierra de Gredos es un enclave único para bodas especiales. Casarse en la sierra de Gredos será, sin duda, una de las experiencias más inolvidables por los increíbles paisajes que rodean el hotel y que acompañarán a los invitados y a los novios durante toda la celebración.

 

Parte del encanto consiste en que los novios celebren una boda original en un entorno natural, pero sin dejar de lado todas las comodidades que, en este caso, ofrecen los jardines del Hotel Mirador de Gredos.

 

La privilegiada ubicación en el entorno de la Sierra de Gredos convierte al Hotel Mirador de Gredos en un enclave único para una boda de ensueño. Se trata de un lugar donde los asistentes podrán encontrarse con la naturaleza, pasear durante largas horas e incluso practicar una gran variedad de deportes durante su estancia.

 

De hecho, existe una anécdota que se cuenta para resaltar la increíble belleza del lugar. Según el relato, mientras Blasco Ibáñez contemplaba los Campos Elíseos de París, le pregunto a Unamuno: “¿Ha visto usted un espectáculo más hermoso?” La respuesta de éste fue sabia al decirle: “Sí, Gredos”.

 

Los detalles de la celebración

Desde el comienzo se personaliza todo para sacar el máximo partido a los elementos del hotel y a la belleza de la naturaleza de los alrededores.

 

El cóctel se ofrece también en los jardines para el deleite de todos los asistentes. El menú se sirve en un amplio salón dentro del hotel, para que la experiencia gastronómica se complete con comodidad y poder disfrutar de las delicias creadas especialmente por el premiado Chef Raúl Olmedo, ganador de varias distinciones gastronómicas.

 

La música también es esencial en una buena boda y el hotel dispone de un increíble grupo de jazz que amenizará el menú y toda la velada.

 

La fiesta se celebra en otro lugar especial del hotel: la discoteca. Ésta será la última parada antes de que los novios, los familiares y sus invitados disfruten de las majestuosas habitaciones seleccionadas para la ocasión.

 

Se trata de 96 habitaciones cuidadas en detalle para que no falte nada para los invitados ni los familiares. Cuentan con materiales de alta calidad, como mármoles y maderas, para que sus huéspedes no olviden que se encuentran en un increíble entorno rural matizado por el confort que ofrece la vida moderna. El mobiliario ayuda a mejorar la experiencia gracias a su gran calidad.

 

Lo habitual es que los novios y la familia más allegada disfruten de un nivel superior de comodidad, pudiendo seleccionar habitaciones con bañera gigante e hidro-masaje para su estancia en el hotel. De esta forma estarán más cómodos y podrán relajarse antes y después de la celebración.

 

Los novios que así lo prefieran también tienen la posibilidad de celebrar una boda íntima y acogedora de invierno, la cual tendrá varios elementos para hacerla más especial. En este tipo de paquete se incluye el uso de la chimenea para agregar una magia invernal a la velada.

 

En las bodas invernales los invitados son recibidos con un cocktail de entrada, para pasar luego a disfrutar del menú acompañados por el calor y encanto de la chimenea.

 

Por si fuera poco, en esta época una luz natural especial inunda el espacio entrando por las ventanas. Es justo en ese momento cuando se pueden divisar las montañas de la Sierra de Gredos cubiertas de nieve.

 

El Hotel Mirador de Gredos también trabaja con una red de colaboradores y profesionales que pueden ayudar a los novios a conseguir su boda ideal, como planificadores de bodas, fotógrafos profesionales, encargados de los arreglos florales, etc.