Buscar los tres puntos para no mirar atrás
Cyl dots mini

Buscar los tres puntos para no mirar atrás

Jonathan Prado, entrenador del Real Ávila.

Los encarnados necesitan resarcirse en León tras el primer pinchazo de la temporada con los tres primeros puntos de la temporada

El Real Ávila afronta mañana desde las 18:00 horas en el Área de Puente Castro su segundo compromiso de la temporada, con el objetivo de revertir la mala segunda parte del pasado domingo ante el Real Burgos, y que le acabó costando dos puntos. Avisado está el conjunto de Jonathan Prado de que como dice el tópico, no hay rival pequeño, pero esto no ha hecho más que empezar y las expectativas e ilusión por conseguir algo grande siguen intactas.

 

Visitan los encarnados al filiar de la Cultural Leonesa, el Júpiter, tras su derrota en Astorga. Un equipo que el año pasado dejó muy buenas sensaciones de juego sobre el tapete del Adolfo Suárez, aunque al final terminó cayendo. Precisamente, Jonathan Prado conoce muy bien a la generación del 2000 de los leoneses, tras su paso por las categorías inferiores del Real Valladolid, ya que los blanquivioletas incorporaron para su cantera a muchos de ellos, que ahora están en el Júpiter.

 

Su míster es el mismo que el de la temporada pasada y su patrón de juego no varía, aunque defensivamente son más fuertes”, asegura Prado, cuya mayor preocupación es sostener a Aarón, su jugador franquicia, y que puede ser peligroso tanto jugando por banda o en punta de ataque.

 

Un Real Ávila que necesita resarcirse del empate ante el Real Burgos y no mirar al pasado, donde se escaparon puntos muy valiosos que al final echaron de menos para poder estar en playoff. Por lo que desde el lunes han podido hacer un análisis de los aspectos positivos y negativos que dejó el partido.

 

"Sabemos lo que hicimos bien y mal, pero no entendemos que en la jornada 1 estemos mirando al pasado”. “Al final del partido queda la sensación de vuelta al pasado, no nos quedamos con que hicimos muy buena primera parte con 20 minutos en campo contrario de sometimiento al rival, reivindica Prado.

 

El palentino admite que sus pupilos sufrieron “una pequeña desconexión en la segunda parte, pero desde dentro sabemos lo que tenemos que mejorar, con jugadores que se están todavía acoplando al estilo de juego que queremos”. Por lo que la idea mañana de los abulenses es la de “ser competitivos los 90 minutos, y ser capaces de llevar una fluidez de juego y lectura” como en la primera parte contra el Real Burgos.

 

Para mañana estarán disponibles 19 jugadores, con las bajas de Mayorga, Garretas y Gato. Un partido en el que podría debutar el último ‘killer’ en llegar, Cristo.